Educación

De Rosario a las Olimpíadas de Informática en Japón

Sebastián Mestre tiene 17 años, cursa en el Poli y se define como un orgulloso estudiante de la educación pública.

Sábado 02 de Junio de 2018

"Creo que mi caso es uno de tantos ejemplos de que la educación pública, libre y gratuita puede ser de altísima calidad", es lo primero que destaca a LaCapital Sebastián Mestre, un alumno del Politécnico, de 17 años, quien participará en las Olimpíadas Internacionales de Informática que se desarrollarán en Japón entre el 1º y 8 de septiembre próximos. Es el único representante santafesino de los cuatro jóvenes que integran el equipo nacional.

La afirmación de Sebastián es clara, contundente y con un sentido de pertenencia hacia un modelo de educación que sigue dando sus frutos. Al igual que los tres rosarinos que pasaron y pasan por la misma institución educativa que cruzarán el Atlántico para representar al país, también manifiesta con orgullo el hecho de formarse en el ámbito público. En julio próximo, Juan Recoaro estudiante del Poli, Lucas Díaz y Ignacio Lembo Ferrari, ex alumnos del colegio universitario y actuales estudiantes de la licenciatura en física (UNR), junto a otro joven de Buenos Aires, viajarán a Lisboa a participar del Mundial de Física.

En el caso de Sebastián, el estudiante viene de obtener la medalla de oro en la Olimpíada Informática Argentina (OIA) realizada eel año pasado, que organiza la Universidad Nacional de San Martín. La misma casa de estudios que coorganiza con la Nación el viaje a la Tierra del Sol Naciente.

Más allá de ese logro, Sebastián no se conforma y asegura va por más. Apunta que sigue el camino de sus hermanas, quienes también fueron alumnas del Poli y se muestra entusiasmado con la programación competitiva y los proyectos relacionados con las ciencias de la computación, algo que lo toma como un hobby.

"Estoy orgulloso de lo que logré, pero me parece muy grosso que cualquier estudiante del país, sin poner nada más que las horas de entrenamiento, pueda viajar al otro lado del mundo a conocer algo que de otra forma no tendría la oportunidad. Es una posibilidad enorme. Y es algo que es posible gracias a que tenemos educación y olimpíadas públicas, organizadas por el Estado", valoró Sebastián al ser consultado por la convocatoria a formar parte del equipo nacional.

El estudiante es un apasionado por la computación y las nuevas tecnologías. "Me gustan el diseño web, la programación competitiva, que es lo que hacemos en la olimpíada; lo relacionado con la inteligencia artificial, que estuve aprendiendo últimamente, que me resulta un tema muy amplio y muy interesante; y algún programa que automatice una tarea informática repetitiva", asegura.

—¿Qué es lo que más te entusiasma de la informática?

—Es difícil decirlo, ya que la informática, más específicamente la programación, es mi hobby. Y lo que hago en mi casa, separado del entrenamiento, también ayuda. En la escuela tenemos dos sesiones de ochenta minutos por semana, más algunas horas que le dedico sumando lo que hago por mi cuenta y discutiendo con mis compañeros de olimpíadas (una compañera de Ciudad de Buenos Aires, otro de provincia de Buenos Aires y otro de Corrientes) que participan en la olimpíada.

—¿Te interesa la informática aplicada a la tecnología y a la comunicación?

EM_DASHMe interesa bastante. En el lado de las aplicaciones tecnológicas me gusta mucho todo lo que es inteligencia artificial y las múltiples variantes que tiene. Por el lado de la comunicación, te puedo decir que no sé mucho del tema más allá de cuestiones puramente técnicas como el cifrado y los protocolos de seguridad. Pero me parece súper importante que haya gente que se dedique a habilitar la comunicación entre las personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario