Educación

Cuando el Colegio Monserrat se abrió a las mujeres

La decisión tomada hace más de 20 años reavivó el debate por la escuela mixta en Rosario.

Sábado 03 de Marzo de 2018

"Rosario prefiere la escuela mixta", tal el título de la nota periodística publicada por La Capital hace más de veinte años (18 de mayo de 1997) y que describía cómo poco a poco las escuelas que habían sido segregacionistas se iban acomodando a los nuevos tiempos, sumando chicas o chicos a sus aulas.

   El artículo tenía un disparador del momento: el tradicional Colegio Monserrat de Córdoba capital había decidido abrir sus puertas a las chicas. Hasta entonces el establecimiento había sido pensado para el universo de los varones. La crónica repasa cómo "con sentadas, tomas del colegio y presentaciones judiciales, «en defensa de la libre elección del sistema educativo», alumnos, padres y docentes manifestaron abiertamente en contra de que las mujeres gozaran de las mismas posibilidades de acceder a es institución que los varones".

   El argumento principal que se esgrimía por entonces era "mantener la tradición de escuela para varones". El Monserrat fue creado en el año 1687 y desde entonces tenía vedado el ingreso a las mujeres.

   La increíble manifestación opositora al ingreso de las mujeres, también recibió el visto bueno de "las madres, novias, hermanas y amigas de los alumnos" que organizaron una "sentada femenina" frente al rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba. La respuesta del entonces vicerrector de la UNC fue contundente, dijo que el tema estaba cerrado y calificó de vergonzosa que se discuta un tema como el ingreso de las mujeres "a un colegio que depende de la universidad y por lo tanto, del Estado".

   El debate tuvo repercusiones en todas partes y se convirtió en pregunta en Rosario. El informe reveló que lo que pasaba en Córdoba no había sido ajeno a la ciudad. Por ejemplo, el Politécnico (dependiente de la UNR) recién abrió el ingreso a las mujeres en 1972.

   La Escuela Normal Nº1 —fundada en 1879— reconoce una tradición donde las mujeres fueron por largo tiempo las favorecidas. Tal es así que en 1930, la entonces directora María García de la Fuente de Lonca (estuvo en ese cargo por 34 años) consideró que como los varones "eran díscolos y además le incomodaban su presencia" limitó su ingreso sólo la jardín de infantes.

   La diferencia la hacían las escuelas privadas confesionales. En 1997 un diez por ciento de esos colegios estaban destinados solo a las mujeres o los varones, aunque reconocían que poco a poco abrían sus puertas a nuevos ingresos. Entre otros, estaban los Colegios Inmaculada, Misericordia, María Auxiliadora, Guadalupe, Adoratrices, San Miguel Arcángel, San Antonio María Gianelli y los Hogares Maternales 1 y 2, además del San José.

   En la actualidad, en Rosario sólo tres colegios no son mixtos: el San José, Los Arroyos y Mirasoles.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario