"Aunque el mundo termine mañana, yo plantaré mi manzano"
"Todos somos tus nietos" decía el afiche que los nenes de La Garganta Poderosa le llevaron a Chicha a su casa.

"Yo me equivoqué varias veces siguiendo caminos, pero vivo con esperanza. No me puedo dar el permiso de morirme, tengo que encontrar a mi nieta", dijo Chicha Mariani en septiembre de 2006, cuando declaró en el juicio contra Miguel Etchecolatz, uno de los represores que encabezó el operativo que acabó con la vida de su nuera Diana Teruggi y que terminó con el secuestro de su nieta Clara Anahí, aún desaparecida. El testimonio forma parte del video con la entrevista que Ana Cacopardo le hizo a Chicha para el ciclo Historias Debidas que se emitió por Canal Encuentro.

Mientras la abuela declara en el juicio, Etchecolatz sostiene un rosario en la mano. Ella ve el gesto y le pide "que en vez de rezar, alivie su conciencia diciendo dónde está Clara Anahí, porque él sabe que mataron a Diana por su orden o con su mano".

En la nota, la abuela Chicha dice: "Tengo la seguridad que otros van a seguir buscándola". Y cuenta que adoptó como lema para su vida una frase de Martin Luther King: "Aunque el mundo se termine mañana, yo plantaré mi manzano".

Chicha Mariani Manzano