Educación

Amanda y la historia de una nena que sueña con la ciencia

Una producción de Conicet documental para derribar limitaciones de género en el campo de la investigación científica.

Sábado 03 de Abril de 2021

Amanda es una niña con sueños muy intensos, ama construir aviones y andar en skate con sus amigas y amigos. Descubrió que detrás del vuelo de un pájaro o de los cohetes que atraviesan la galaxia hay algo escondido: se trata de los números y los átomos. “Una enorme máquina oculta que mueve todas las cosas y que si aprendo a combinarlos yo también podría crear cosas hermosas y brillantes, cosas que puedan llegar al espacio”, dice Amanda, expresando el deseo de una niña científica.

En el cotidiano la nena debía enfrentar a muchas personas que sentenciaban: “Esas cosas no son para vos”. Como el profesor que el primer día de clases afirmó frente al aula que las nenas no eran buenas para las matemáticas. “Ustedes son más emocionales, nosotros somos mejores para el pensamiento lógico”, dijo, y logró que Amanda se pusiera tan nerviosa que no pudo entender las consignas del examen.

Pero en este relato el tema no estaba terminado, porque esta niña tenía una aliada, su tía Teresa, antropóloga y amante de las máscaras. La explicación que Teresa le dio a su sobrina sobre las afirmaciones del profesor fue contundente: “Eso sería como decir que estamos condenadas por naturaleza. Y la naturaleza no tiene ni idea de todo eso. Las cosas no son como son, son como las hicieron”. Para explicarle mejor, la tía apeló a su conocimiento sobre las distintas épocas y culturas y le contó un relato que le hizo comprender a Amanda el lugar que la mujer venía ocupando en la historia de la humanidad. Y le aconsejó: “Para aprender tenés que poder equivocarte tranquila, para que nadie te aleje de lo que querés hacer en tu vida”. Teresa y su sobrina se fundieron en un abrazo.

Embed

La historia de Amanda es una producción de Conicet Documental, que a través del espacio virtual educativo “Mujeres en la Ciencia y la Tecnología” pretende visibilizar el trabajo de las investigadoras, incentivar la vocación científica y aportar herramientas para derribar limitaciones de género.

“Yo Amanda lo único que quiero es ser ingeniera aeroespacial y colgarme de las estrellas”, se define la protagonista de este video, que en ese sueño cumplido tuvo mucho camino por recorrer, estudio, caídas, retrocesos y logros.

El video, disponible en YouTube, relata de modo dinámico algunos de los principales obstáculos que deben enfrentar las niñas y jóvenes mujeres que desean dedicarse a la ciencia y la investigación, y aporta una breve explicación de la historia que se oculta detrás de las desigualdades vinculadas a las cuestiones de género.

A la hora de enfrentar el mercado laboral, la ya joven Amanda tuvo que hacer frente a un nuevo desafío. Estaba muy calificada, pero le ofrecieron un cargo de secretaria porque para el director de aquella empresa las mujeres son más prolijas y ordenadas y lo mejor de todo era que Amanda no tenía hijos. La tristeza se apoderó de ella, pero lo que no la había abandonado nunca era el consejo de su tía Teresa, que la impulsó a seguir por el mismo camino de perseverancia que la había conducido a la investigación científica. En ese derrotero se encontró con un montón de chicas con historias parecidas y formaron una red para sostenerse.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario