Edición Impresa

Zona centro: Luego de ser asaltado le dieron un navajazo

Un periodista fue asaltado el sábado a la noche por un cuatro jóvenes que lo abordaron cuando salía de un cine céntrico y, tras despojarlo del celular, la billetera y un par de lentes, le propinaron un navajazo en...

Martes 14 de Abril de 2015

Un periodista fue asaltado el sábado a la noche por un cuatro jóvenes que lo abordaron cuando salía de un cine céntrico y, tras despojarlo del celular, la billetera y un par de lentes, le propinaron un navajazo en el estómago a pesar de que no se resistió. La víctima, Guillermo Bruno, se desempeña como crítico de cine en las radios La Ocho, La Red y Radio 10.

El periodista relató "Todos en La Ocho" que el sábado por la noche fue con un grupo de amigos a ver una película al cine Monumental, de San Luis y San Martín. Al salir de la función, ya de madrugada se despidió de sus amigos y caminó por San Luis hacia calle España.

Apenas había caminado unos metros cuando fue interceptado por dos adolescentes de entre 17 y 19 años quienes lo amenazaron con navajas y le dijeron: "Dame todo lo que tenés rápido porque si no sos boleta". Sin oponer resistencia, el joven entregó celular, billetera, el reloj y hasta el estuche con los anteojos. "Enseguida aparecieron otros dos, me rodearon y pidieron más cosas. Les dije que no tenía nada más", recordó.

Entonces, concretado el robo y mientras los ladrones se daban a la fuga, uno de ellos le dijo, navaja en mano: "No me vas a perseguir, loco". Y acto seguido le propinó un corte a la altura del estómago.

Un taxista se ofreció a llevar al joven al hospital, pero éste le pidió un teléfono para llamar al 911. Un móvil policial llegó minutos después y, luego de pedirle precisiones sobre por dónde se habían fugado los delincuentes, fueron detenidos cuatro sospechosos en San Juan y Corrientes. Luego de identificarlos, el herido aún sangrando decidió recién entonces ir en el taxi al sanatorio para que lo asistieran.

Pero al volver a la comisaría 2ª para radicar la denuncia, le dijeron: "Mirá que en seis horas ya están libres y el que es menor dentro de una hora lo tenemos que sacar".

"Si yo tardaba un poco más en el sanatorio ellos iban a salir antes que yo. Me preguntaron si iba a hacer una denuncia penal y les dije que sí, porque esto no puede quedar así, alguien tiene que poner un punto final. Todo el mundo me dijo que la saqué barata, pero no me consuelo con eso, estoy harto. Capaz que no logre nada, pero hay que intentarlo", concluyó el periodista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario