Edición Impresa

Zannini aseguró que "nuestro compromiso es no ceder ante las corporaciones"

La Corriente Nacional de la Militancia, que agrupa a distintas organizaciones de base, se mostró ayer en Rosario y avisó que se prepara para la gran batalla por la sucesión de 2015.

Domingo 17 de Noviembre de 2013

Pasadas las elecciones legislativas de octubre, el kirchnerismo hizo su primera demostración de fuerzas y unidad. La Corriente Nacional de la Militancia, una expresión transversal que agrupa a distintas organizaciones de base, se mostró ayer en Rosario y avisó que se prepara para la gran batalla por la sucesión de 2015.

El encuentro tuvo uno de sus vértices en el Ministro de Defensa y anfitrión, Agustín Rossi. También llegaron al Patio de la Madera Carlos Zannini, secretario legal y técnico de la Presidencia de la Nación y hombre de suma confianza de Cristina Fernández de Kirchner.

"Nuestro compromiso es no ceder a las corporaciones; con este rumbo tenemos futuro", sintetizó el Chino Zannini, un hombre de perfil bajo pero de gran peso en las grandes decisiones. Luego Zannini, a modo de presentación, explicó en una línea su vida entera: "En la dictadura estuve preso, después me recibí de abogado y me fui al sur. Empecé militando en el barrio y terminé en la Casa Rosada".

Por su parte, Agustín Rossi, quien antecedió a Zannini en el discurso más esperado, repasó argumentos para dar la batalla cultural y política que se viene: "Este gobierno en dos años estatizó YPF, cambió la carta orgánica del BCRA, creó el plan Procrear y el Estatuto del Peón Rural. Por eso no tenemos problemas de discutir el futuro, pero también queremos dejar claro todo lo que hicimos en diez años".

Entre los dilemas que afrontará el Frente para la Victoria a corto plazo figura cómo resuelve el delicado tema de las candidaturas. La pregunta ya sobrevuela la escena política y se irá profundizando con el verano: "Algunos piensan en candidaturas, yo digo que si bien CFK no será candidata, sí tiene y tendrá el liderazgo de nuestro movimiento. Para las candidaturas ya tendrán su tiempo, su momento", abundó el Chivo.

Con mucho fervor militante, el panel de cierre compuesto por los mencionados Rossi y Zannini, y también por Carlos Tomada, Daniel Filmus y Jorge Taiana, abordó los desafíos que afrontará el kirchnerismo buscando perdurar en el poder más allá de 2015.

"Restablecimos y fortalecimos a la militancia en estos 10 años, pero si bien es condición necesaria no es suficiente para garantizar el triunfo definitivo del pueblo", advirtió el ex canciller Taiana. "Porque podemos tener mucha militancia pero también quedar aislados del movimiento nacional", aportó con gran lucidez el ahora diputado electo de la Legislatura porteña.

Al Patio de la Madera llegaron ayer más de tres mil militantes de distintos lugares de Santa Fe y también de Buenos Aires. Y, entre otros, participaron los economistas Carlos Heller y Roberto Feletti, el miembro de la agrupación Carta Abierta Ricardo Forster, la periodista Julia Mengolini y el intelectual Eduardo Jozami.

Entre muchos dirigentes santafesinos del kirchnerismo estuvieron ayer la senadora Roxana Latorre, el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia Luis Rubeo y la diputada nacional Claudia Giaccone.

"El kirchnerismo, que ocupó un tercio de estos 30 años de democracia, es el mejor gobierno de la Argentina en toda la etapa. En el futuro, se dirá de nuestro gobierno: «Estos tipos fueron muy especiales»", dijo Zannini.

Y agregó: "En la Argentina hubo un presidente (De la Rúa) que ganó las elecciones haciendo lo mismo que había hecho: mucho daño, pero más prolijamente. «Nosotros aspiramos a cambiar ese paradigma», dijo Néstor Kirchner, que vino a reconciliar la política con la sociedad. Un feliz accidente posibilitó que Néstor llegue al poder", celebró el Chino.

"Hemos avanzado mucho, pero todavía no hemos logrado que todos los políticos entendieran esto. La oposición no tiene que difamarnos, tiene que tratar de presentarse a la sociedad como más capaces que nosotros. No es denunciando más, es trabajando más por la gente", enfatizó.

En otro tramo de su discurso, se refirió a los desafíos de la militancia, y sostuvo que entre ellos está "la tarea de hacerle comprender al compañero que no tenía trabajo y que andaba apenas en bicicleta" y que pudo mejorar su calidad de vida "que siga creyendo en este proyecto político como la posibilidad de realizar sus sueños".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS