Edición Impresa

Zafó de ser juzgado por el crimen de un hincha leproso y lo buscan por otro

Leandro “Pollo” V. estuvo procesado por el homicidio del pibe Walter Cáceres en el ataque al micro con hinchas. Ahora lo acusan de matar a Sergio Pared el último jueves.

Sábado 16 de Febrero de 2013

El principal sospechoso de haber asesinado a Sergio Alberto Pared el jueves a la mañana es un viejo conocido de la policía rosarina y de los Tribunales provinciales. Su nombre es Leandro V.. Le dicen Pollo, tiene 27 años y estuvo a un paso de sentarse en el banquillo de los acusados en el juicio oral y público en el cual se ventiló el crimen del joven hincha de Newell’s Old Boys Walter Cáceres, ocurrido durante una emboscada en febrero de 2010. Pollo había sido procesado por la jueza de Instrucción Raquel Cosgaya en el marco de esa causa junto a integrantes de la banda de Los Monos de barrio Las Flores, pero semanas antes de las audiencias del juicio fue desvinculado.

   El homicidio de Pared, de 50 años, ocurrió el jueves poco después de las 8 en la vereda del negocio que la víctima tenía en Doctor Riva al 2700, entre Ovidio Lagos y Callao, en el frente a su casa. Un testigo del ataque indicó que un Chevrolet Astra color negro estacionó frente al lugar donde estaba Pared y el único ocupante del vehículo, sin apagar el motor, sacó la mano por la ventanilla y disparó contra el hombre alcanzándolo en la parrilla costal izquierda, a la altura de la tetilla. Acto seguido, el Astra se alejó del lugar mientras los familiares del hombre buscaron ayuda desesperadamente. Un patrullero de la seccional 6ª que regresaba de Jefatura atinó a pasar por la esquina de la casa y en ese auto fue cargada la víctima y llevada al Heca, donde falleció sobre el mediodía.

   Pared y Pollo V. se conocían y se frecuentaban. Por eso fue cuestión de minutos hasta que el apodo y el nombre llegaron a la carpeta de los investigadores de la brigada de la comisaría 15ª y de la sección Homicidios. Si bien ambos eran concurrentes al hipódromo del parque Independencia, los pesquisas no descartaban ayer que el asesinato tuviera como trasfondo la venta de drogas. Si bien en la escena del crimen no quedaron vainas servidas, los especialistas estiman que el disparo que mató a Pared fue realizado con una pistola calibre 9 milímetros y que la vaina quedó adentro del Astra negro.

   Al Pollo lo fueron a buscar a su casa materna, en el barrio de Tío Rolo, pero su madre le dijo a la policía que no veía a su hijo desde hacía cuatro días. Después los rastrearon por casas de otros familiares y allegados, aunque sin éxito.

   Pared, por su parte, tenía un antecedente policial reciente. El 16 de enero pasado fue detenido por efectivos de la sección Seguridad Personal a pedido del juez de Instrucción en feria, Alejandro Negroni. El motivo de la detención fue una denuncia por amenazas coactivas contra una mujer y luego de que el juez librara una orden de prohibición de acercamiento al domicilio de la denunciante fue liberado.

El homicidio. Walter Cáceres tenía 14 años la madrugada del 4 de febrero de 2010 cuando el micro en el que viajaba de regreso a su casa, tras acompañar a la barrabrava de Newell’s al partido entre ese equipo y Huracán, fue blanco de una emboscada a balazos sobre la autopista, a la altura de barrio Las Flores. El ataque fue demencial y bajo una lluvia torrencial. Según la pesquisa, se utilizó al menos una pistola ametralladora y la agresión fue repelida desde los micros. Como consecuencia de la balacera murió Walter Cáceres, un chico de 14 años, y resultaron heridos Carlos Muratovic y Diego Malcovic, quien fuera asesinado por un balazo efectuado por un efectivo del Comando Radioeléctrico el 24 de febrero de 2011 a una cuadra del boliche Soho, de Salta y Alvear.

   La investigación del asesinato de Cáceres se destrabó a partir de una denuncia por violencia doméstica de la concubina del principal sospechoso de planificar la emboscada: Carlos Fernando Fleitas, alias Chino, que hoy tiene 30 años. A partir de esa denuncia fueron cayendo presas personas allegadas a la vida de Chino. Entre ellos estaba Leandro Pollo V., detenido el 12 de marzo de 2010 en su casa de barrio Tío Rolo, la misma donde el jueves lo fue a buscar la policía por el crimen de Pared.

   Pollo quedó comprometido por una serie de contactos telefónicos que mantuvo con Fleitas la noche de la emboscada a los micros del Newell’s y fue fue procesado por la jueza Cosgaya como coautor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego y lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego. También fue investigado en una causa por asociación ilícita que se desprendió del expediente del asesinato de Cáreces, donde fue sobreseído. Semanas antes del juicio oral y público que se llevó a cabo en diciembre de 2011, Pollo fue desvinculado del caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS