Edición Impresa

Ya demolieron las casas linderas y en pocos días comienzan con las torres de Salta 2141

Tragedia. Avanza el proceso de desmantelamiento del edificio de Salta 2141. Se retirarán más de 750 metros cúbicos de escombros en 80 camiones. Se siguen recuperando pertenencias de las víctimas.

Lunes 14 de Octubre de 2013

Resueltos trámites administrativos, la empresa Milicic (contratada por la provincia para la demolición de las estructuras de Salta 2141) ya derribó gran parte de las casas bajas linderas al lugar de la explosión y en poco tiempo más comenzará con la demolición de las torres uno y tres del complejo de edificios colapsado.

Desde el comienzo, los operarios pudieron restituir a los damnificados gran parte de sus pertenencias y la empresa ya destacó en el lugar retroexcavadoras, una plataforma telescópica y 15 operarios. Se estima que todo el proceso demorará 4 meses. En ese plazo se retirarán más de 750 metros cúbicos de escombros en 80 camiones. La tarea tiene un presupuesto de unos 5 millones de pesos.

Los empleados de Milicic están instalados en el obrador que se montó a metros de las torres que explotaron el 6 de agosto. "Tenemos una excavadora trabajando, una plataforma telescópica y una retroexcavadora. Todas las casas internas ya fueron demolidas, sólo quedó en pie una de planta baja y dos pisos que da a la calle y está lindera a Salta 2141", detalló el jefe de obra, Lucas Yanantuoni.

En el lugar están destacados unos 15 operarios y se estima que esta cifra podría ampliarse a medida que empiece el retiro de las estructuras colapsadas de mayor porte, como los restos de hormigón, vigas y columnas.

Como ya es sabido, el mecanismo aplicado será artesanal y necesitará de lingas, un encofrado hecho por andamios con mediasombras, el uso de grúas-torre, plataformas telescópicas y retroexcavadoras, mordaza y martillo.

La satisfacción de la empresa ya se percibió en el hallazgo de pertenencias que pudieron ser retiradas de los departamentos siniestrados y restituidas a los damnificados.

Una vez que se despeje el corredor lateral de las torres colapsadas, se colocará maquinaria más pesada para avanzar sobre la torre uno (que da a la calle Salta) y luego seguir por la torre tres. El proceso demandará 4 meses, para luego dejar en la provincia la responsabilidad de establecer si se rellenan los subsuelos y se deja todo el lote a nivel de la vereda.

Esta primera etapa del proceso hará hincapié en lo manual y habrá que trabajar con cuidado por el estado de la mampostería, techos y losas. Lo más impactante vendrá en el corto plazo. En las torres se armarán marcos hechos de andamios y escaleras con mediasombra para mitigar el polvo. Se trata de un sistema que lleva por dentro una escalera.

No podrá instalarse en todas las caras de las torres. En el caso de la torre uno, no hay lugar al frente y contrafrente del edificio, por lo que se trabajará más desde los costados.

La demolición consistirá en cortar las losas de hormigón, que se apuntalarán con la grúa-torre para descenderlas y recién después retirarlas. Lo mismo con las vigas y columnas. Para dimensionar el volumen de los escombros que se producirán, la contratista calcula que demoler la estructura de hormigón en pie (que incluye a las dos torres colapsadas) equivaldrá a 735 metros cúbicos de material.

A esta cantidad hay que agregarle el resultado de la demolición de las mamposterías, contrapisos y revestimientos. Como mínimo habrá un desfile incesante de más de 80 camiones.

En el caso de las torres, se irá de arriba a abajo. Primero con torretas para apuntalar cada uno de los pisos. En el caso del edificio uno, hasta el noveno, y en el tres, desde el décimo. A cada piso demolido se le retirarán los puntales y torretas para bajar de a poco. Columnas y losas se sacarán con la grúa. El material fino, como mampostería y contrapisos, se achicará manualmente con martillos neumáticos. De allí, todo se descartará por montacargas hasta el nivel del piso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS