PANDEMIA

WhatsApp, el medio usado por los docentes para las "clases virtuales"

Ante los problemas de conectividad, los maestros apelan a enviar trabajos a través de teléfonos, y luego reciben fotos con los resultados de los alumnos

Domingo 30 de Mayo de 2021

Finalmente, el viernes, a las 22, la ministra de Educación, Adriana Cantero, envió una circular a las escuelas para comunicar que desde el lunes y hasta el viernes 4 de junio, las clases continuarán siendo virtuales.

Pero, como el mismo Ministerio de Educación reveló la semana pasada, solo el 10 por ciento de la población escolar accede a recursos digitales y a la conectividad. En tanto, otro 10 por ciento lo hace más intermitente y el resto tiene dificultades para conectarse.

Cada semana docentes y directivos aguzan el ingenio para diseñar distintas formas de llegar a los alumnos y que todos puedan acceder al aprendizaje.

La realidad es que son muy pocos los que pueden tener una “clase virtual” y conectarse a una plataforma (Zoom o Meet) para escuchar al docente, porque esta metodología implica una muy buena conexión a internet. Por eso, la mayoría de los maestros recurre a los teléfonos y al uso del WhastApp.

La ministra indicó en la última circular que las instituciones “darán continuidad al vínculo pedagógico en el modo de enseñanza en la distancia implementando los recursos que conocen para ese formato: aulas virtuales (siempre que sea posible), utilización de la telefonía celular para el envío de actividades y propuestas, entrega de materiales impresos y guías de trabajo”.

Los teléfonos

“La mayoría de los chicos cuenta con alguien en la casa que tiene un teléfono celular y los docentes lo que hacen es enviarles las pautas para los trabajos a través de WhatsApp, un medio muy utilizado”, comentaron maestras consultadas por este diario.

Leer más: Historias mínimas de estudiantes secundarios en pandemia

“Lo más complicado es que los chicos se conecten a una clase virtual porque no cuentan con la suficiente llegada de internet a su casa, y si usan los datos del teléfono se les acaban rapidísimo”, explicó otra docente.

Y para quienes no pueden acceder no solo porque no poseen conexión a internet, sino porque no cuentan con dispositivos para hacerlo, pueden recurrir a la escuela donde los docentes preparan material por escrito para que trabajen en la casa.

Por esto, la ministra solicitó que las escuelas que preparan la comida para los chicos, “organicen al personal en equipos para hacer propicia esa oportunidad para distribuir materiales pedagógicos”, es decir que aprovechen cuando los alumnos van a retirar sus raciones para que también se puedan llevar el material que les prepare el docente.

Esto indica que los establecimientos educativos van a estar abiertos, no solo para que los chicos reciban el material, sino también para que los docentes que tienen problemas de conectividad puedan dictar las clases y conectarse desde la escuela.

Otra herramienta a la que recurren los docentes es el cuadernillo que a principio de año elaboró la provincia y que se entregó a los alumnos. “Nos comunicamos por WhatsApp, van haciendo los ejercicios y nos mandan fotos para que los podamos corregir”, señaló otra docente de una escuela pública de la ciudad.

Delegados barriales

Hay algunas escuelas que recurrieron a la figura del “delegado barrial”, que todo el año pasado se ocupó de pasar casa por casa de los chicos, retirar las tareas realizadas, y alcanzarlas hasta la escuela. Muchas veces ese “delegado” era el mismo director de la institución. De este modo, los docentes pudieron retirar las hojas en el establecimiento y corregir las actividades.

Esto significa que quienes tengan problemas de conectividad (como sucede a la mayoría de los alumnos santafesinos) los docentes deberán recurrir a otros medios como el envío de material para la realización de trabajos prácticos a través de WhatsApp.

Cada semana los docentes se “reinventan” para amoldarse a las cambiantes circulares y notificaciones del Ministerio de Educación, que además llegan a último momento, y elaboran estrategias para que los chicos no pierdan la oportunidad de acceder a la educación a la vez que contemplan las distintas situaciones para que nadie se quede afuera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario