Edición Impresa

Vuelco inesperado en el doble homicidio de Vera

Un amansador de caballos arrestado por un robo confesó ser el autor. Buscan a un cómplice de este muchacho mientras siguen detenidos los dos sospechosos vinculados por el presunto abuso sexual.  

Jueves 24 de Enero de 2013

La investigación del doble crimen ocurrido diez días atrás en la entrada de un campo cercano a Vera dio un vuelco inesperado con la detención de un joven de 24 años que, si bien fue arrestado por un robo, terminó confesando en sede policial la autoría del hecho. Anoche era buscado un cómplice de este muchacho mientras seguían detenidos los dos sospechosos vinculados por el presunto abuso sexual de una hija del matrimonio asesinado.

El dramático episodio ocurrió el lunes 14 de enero cuando Juan Robles detuvo su Renault 12 para abrir la tranquera del campo en el que trabajaba como encargado y vivía con su familia. En el auto se encontraba su esposa Argentina Cabral y sus tres hijos de 14, 12 y 11 años. El matrimonio fue atacado a balazos delante de sus hijos, quienes llevaron a sus padres en el auto —el nene de 14 al volante— hasta Vera, distante a 32 kilómetros.

 

Robo hormiga. José Luis Sandoval, de 24 años y amansador de caballos, fue detenido anteayer en el marco de la investigación de un robo en una casa de campo cercana a Vera y al establecimiento donde vivía la familia Robles.

"Por la sustracción de una escopeta y un revólver calibre 38 se allanó el domicilio de esta persona y, entre otras cosas, se hallaron dos cargadores de teléfonos que fueron reconocidos como propios por el hijo del matrimonio asesinado. También se encontraron un dispositivo con fotos de esa familia y una caja de cartuchos que también había sido robada de la casa de los Robles", explicó el jefe de la Unidad Regional XIX del departamento Vera, José Luis Leguiza.

En ese marco, Sandoval confesó ante los policías que había cometido el doble crimen junto con un hombre de apellido Barreto oriundo de la ciudad de Santa Fe y que anoche permanecía prófugo.

En cuanto al móvil, Leguiza indicó que Sandoval estaba siendo investigado por la Guardia de Seguridad Rural por una serie de robos hormiga de caballos en distintos campos de la zona. Si bien había sido citado en ese marco, no había elementos para mantenerlo detenido. Sin embargo, la pesquisa continuaba y al parecer el testigo más importante era Robles.

"Este detenido manifestó que ese sería el móvil del doble homicidio", indicó Leguiza, y añadió que, según lo relatado por Sandoval, el robo por el que estaba siendo buscado tuvo como objetivo obtener armas para matar al matrimonio.

"Como no tenían armas —agregó el vocero consultado— fueron a robarlas a esa casa donde este muchacho había trabajado y sabía de su existencia. Entonces robaron un revólver y una escopeta. Sin embargo, como para ir al campo donde vivían los Robles se tomaron un remís no se animaron a llevar la escopeta. Es por eso que robaron una de la casa de las víctimas. Asimismo, la moto que le robaron al matrimonio fue para poder regresar a Vera".

Detenidos. Hasta ahora una hipótesis de la investigación indicaba que el doble crimen se había perpetrado para encubrir el abuso sexual de una de las hijas del matrimonio.

En ese sentido se habían detenido a dos jóvenes trabajadores rurales que seguirán presos por esa denuncia, ya que pierde consistencia su vinculación con el doble homicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS