Edición Impresa

Voraz incendio en una fábrica de muebles de Pujato

Dotaciones de bomberos provenientes de Casilda y Zavalla estuvieron casi tres horas para apagar las llamas. No hubo víctimas fatales.

Lunes 04 de Febrero de 2013

Un incendio de importantes proporciones registrado ayer en una fábrica de muebles de Pujato, ubicada en el radio urbano sobre Lavalle al 500, dejó como saldo cuantiosas pérdidas materiales, aunque sin reportarse ninguna víctima. El siniestro se produjo alrededor de las 9.30 y fue extinguido cerca del mediodía por dos dotaciones de bomberos provenientes de las vecinas localidades de Casilda y Zavalla.

Además de los bomberos estuvieron trabajando personal de la comisaría local así como de la Guardia Urbana y la comuna que proveyó de agua. Los vecinos también colaboraron especialmente en las tareas de retirar elementos combustibles que, de haber sido alcanzadas por las llamas, podrían haber complicado aún más la situación.

Si bien aún no fue establecida la causa del siniestro se presume que podría haberse originado por un desperfecto eléctrico. Al menos así lo aseguró a LaCapital el titular de la empresa, Guillermo Barulich, al asegurar que "fue un corto circuito el que provocó el incendio" para luego agradecer la tarea realizada por bomberos así como la solidaridad de los vecinos que colaboraron en la emergencia.

"Lo importante es que no hubo ninguna víctima", dijo el empresario al tiempo que manifestó que es la segunda vez que sufre un episodio de estas características.

Daños materiales.De las instalaciones que conforman la industria damnificada el sector más castigado fue el galpón donde funcionaba la administración además de un espacio destinado al almacenaje de materia prima y maquinas tipo robots para tareas de pinturas, sobre los cuales se desplomó el techo de chapa a raíz de la alta temperatura.

Al llegar al lugar los bomberos trazaron una estrategia de trabajo para intentar controlar la situación y evitar que el fuego siga propagándose y termine consumiendo muebles e insumos en otros sectores

Si bien un tinglado cubierto terminó literalmente devorado por el fuego, los voluntarios lograron salvar gran parte de las instalaciones a instancias de una ardua tarea que se prolongó por casi tres horas.

Los daños provocados por el voraz incendio reportaron para la empresa una importante pérdida económica aunque no surgieron mayores detalles.

"Llegamos al lugar tras ser alertado vía teléfono por vecinos de Pujato. Al arribar nos encontramos con que un galpón ya estaba totalmente atacado por el fuego y entonces delineamos una estrategia para evitar mayores daños y afortunadamente lo pudimos lograr", dijo el jefe del cuartel de bomberos voluntarios de Casilda, Germán Lucci.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS