Edición Impresa

Volvió a su departamento tras recibir el Año Nuevo y le habían robado $ 200 mil

Escruche en el centro. Ocurrió la noche del 31 de diciembre en un edificio de Mitre al 200. Los ladrones burlaron las cerraduras de dos puertas y rompieron otra.  

Viernes 04 de Enero de 2013

Alrededor de 200 mil pesos en distintas monedas fueron sustraídos de un departamento céntrico asaltado la noche de fin de año mientras sus moradores no estaban. El escruche —según los investigadores, cometido "al voleo"— ocurrió en jurisdicción de la seccional 3ª, una de las áreas de la ciudad donde estos hechos son más frecuentes (ver aparte) y al cierre de esta edición la policía continuaba buscando pistas en los registros fílmicos de algunas cámaras de vigilancias instaladas en la cuadra.

Según confiaron fuentes de la comisaría 3ª, Clara E. salió el pasado lunes 31 de diciembre a cenar con su familia para recibir el año 2013. Alrededor de la 1 de la mañana regresaron a su departamento en el edificio de Mitre 257 y se toparon con una escena más que preocupante: la puerta de madera estaba destrozada y el interior completamente revuelto.

El edificio asaltado cuenta con un enrejado dispuesto a unos dos o tres metros del ingreso al edificio, ambas puertas con llaves computarizadas. Como suele ocurrir en estos casos, los delincuentes se las ingeniaron para abrirlas sin violentarlas. Así, una vez adentro del edificio, rompieron a patadas la puerta de uno de los departamentos del octavo piso.

Entonces, los delincuentes se dedicaron a revolver cajones hasta toparse con lo que buscaban: dinero en efectivo. En principio, se trataría una suma cercana a los 200 mil pesos en moneda nacional, dólares y euros.

Asimismo, fuentes policiales indicaron que los intrusos también se alzaron con relojes y artículos electrónicos como cámaras digitales de foto y video, además de tres computadoras portátiles.

Llaves. El vocero consultado en la comisaría de Dorrego 161 señaló que la modalidad aparece bastante clara: los delincuentes operan los fines de semana o en feriados, cuando presumen que la mayoría de los departamentos habrán de estar desocupados.

Para ingresar a los edificios cuentan con juegos de llaves computarizadas con las que logran abrir las cerraduras y luego, aprovechando que no hay muchos vecinos que puedan escucharlos, destrozan la puerta de la vivienda y se llevan elementos valiosos y pequeños: dinero, alhajas y artículos electrónicos.

El oficial consultado sostuvo que los delincuentes parecen haber concretado este golpe sin contar con información previa. "Las víctimas no sospechan de nadie y en principio se investiga como un robo al voleo, como suelen ser estos escruches. Muchas veces los ladrones entran en una casa y no encuentran nada, pero otras resulta que se topan con mucho más de lo que estaban buscando", sostuvo el oficial consultado.

Asimismo, el vocero indicó que los robos tipo escruche habían mermado en esta zona donde en los últimos tiempos años se han convertido en moneda corriente, especialmente los fines de semana. "Hubo gente detenida, algunos in fraganti (ver aparte), y estos casos se habían frenado un poco. Pero ya han sido liberados y ahora empiezan a ocurrir de nuevo, lo que no quiere decir que estén sospechados por este robo", señaló.

Al cierre de esta edición la policía analizaba las imágenes captadas por una cámara de video instalada en la calle y otra en el hotel Ros Tower, ubicado en la esquina de la cuadra donde ocurrió el jugoso escruche.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS