Edición Impresa

Volvió la limpieza en Villa Gobernador Gálvez después de 17 detenciones

La Municipalidad montó un operativo especial de saneamiento desde las 8.15 y hasta las 23.30 del lunes, para retirar el grueso de alrededor de 450 toneladas de basura domiciliaria.

Miércoles 16 de Enero de 2013

La recolección de residuos en Villa Gobernador Gálvez se normalizó tras la detención de 17 manifestantes que, sin el respaldo del sindicato municipal, montaron un paro durante seis días y paralizaron el servicio en reclamo de pases a planta permanente, recategorizaciones y mejores condiciones laborales.

   A través de una prestación extraordinaria, la Municipalidad montó un operativo especial de saneamiento desde las 8.15 y hasta las 23.30 del lunes, para retirar el grueso de alrededor de 450 toneladas de basura domiciliaria —se calcula que los villagalvenses desechan unas 90 toneladas diarias— acumulada durante el tiempo de paralización del servicio.

   El conflicto arrancó el martes de la semana pasada, cuando un grupo de contratados y algunos empleados de planta permanente bloquearon y se apostaron a la entrada del galpón municipal de Chubut 917 donde se guardan vehículos y herramientas; e interceptaron ese mismo día cuatro camiones recolectores que habían salido a las calles a recoger la basura, y que luego quedaron en custodia y a la entrada de la comisaría 26ª.
  
Despidos. La tensión se fue agravando conforme comenzaron los despidos de los contratados que encabezaban la medida. Desde el Ejecutivo argumentaron que las bajas, que en total sumaron 9, se dispusieron porque los echados no concurrieron a sus lugares de trabajo.

   En tanto, mientras el sindicato municipal acudió a la Secretaría de Trabajo para aclarar que no tenía nada que ver con la “ilegal” protesta; los manifestantes también se presentaron ante la cartera laboral y ante la CGT para pedir respaldo a sus pedidos. El municipio no anduvo con vueltas y presentó una denuncia judicial suministrando nombres, fotos y videos y pidiendo que se garantice el servicio y la integridad de personas y bienes.
  
Arrestados. La orden judicial de la disolución de la medida de fuerza se dio el lunes a primera hora, cuando la policía detuvo a 17 referentes de la protesta que acampaban frente al galpón municipal, en un operativo que el Sindicato de Recolectores de Rosario definió como un acto de represión y denunció agresiones. Momentos después, referentes de este gremio rosarino, familiares y allegados de los apresados se congregaron frente a la alcaidía de la Jefatura de la URII para reclamar su liberación, que se efectuó alrededor de las 14.

   En la dependencia “nos tiraron al suelo como unos perros y nos tuvieron incomunicados. A uno de los muchachos le pegaron en las costillas con bastones y a mí me trataron muy mal. Nosotros no matamos, no violamos, no robamos a nadie, estamos indignados con lo que pasó”, comentó a La Capital Sergio Rodríguez, uno de los máximos referentes de la protesta y a su vez delegado de Mantenimiento y Producción del sindicato municipal, entidad “que nos sacó el cuerpo y no lo merecíamos”, afirmó.

   De todas maneras ayer, con la intermediación de la CGT, referentes de la protesta y del gremio municipal se reunieron para confeccionar un petitorio que será entregado hoy al Ejecutivo, en el que se exige la reincorporación de los 9 despedidos; recategorizaciones, mejores condiciones de higiene y seguridad y pases a planta. “Sabemos que el intendente tiene sus compromisos pero tiene que dar prioridad a quienes tienen 20 años de antigüedad y que le militaron desde hace años”, consideró Rodríguez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS