Edición Impresa

Vóley: Argentina perdió 3-1 ante Serbia, pero pese a la caída el saldo fue positivo

La selección argentina no pudo con su par de Serbia y perdió por 3-1 en su segunda presentación en el Mundial de Polonia, aunque dejó una buena imagen ante el equipo que fue bronce del último torneo ecuménico.

Miércoles 03 de Septiembre de 2014

La selección argentina de voleibol no pudo con su par de Serbia y perdió por 3-1 en su segunda presentación en el Mundial de Polonia, aunque dejó una buena imagen ante el equipo que fue bronce del último torneo ecuménico. Más allá del resultado, con parciales de 25-17, 20-25, 25-21 y 25-21, sirve el duelo para los dirigidos por Julio Velasco por el roce y por haber jugado de igual a igual ante uno de los mejores del mundo, que en su presentación había recibido una paliza del local Polonia (3-0).

El próximo choque del conjunto albiceleste será mañana, a las 8, frente a Camerún.

Argentina, que venía de ganarle a Venezuela 3-0, ilusionó en el arranque, porque llegó arriba al primer tiempo técnico (8-7) e incluso llegó a ponerse 12-10 al frente, pero Serbia reaccionó a través de la potencia de Podrascanin y con una ráfaga tremenda se quedó con el primer chico.

En el segundo set, la historia cambió notoriamente a partir del ingreso de Ramos en cancha, porque los de Velasco llegaron dos puntos arriba a los dos tiempos técnicos, con un Luciano De Cecco envidiable desde el armado -reemplazó al titular Nico Uriarte- y un Conte que encontraba los huecos en la defensa serbia.

El envión anímico y deportivo se mantuvo en el comienzo del tercer parcial, con buenos saques y José Luis González importante en la definición en la red.

Pero unos cuantos errores no forzados consecutivos le devolvió la confianza a Serbia, que no desperdició la chance más allá de un tramo poco eficaz sobre el cierre que esperanzó al conjunto albiceleste.

En el cuarto parcial, a través del temible Atanasijevic, los serbios fueron al frente y dominaron a voluntad al punto de sacar seis puntos de luz.

Argentina llegó a descontar la diferencia para volver a ilusionarse, pero Kovacevic se encargó de quitarle la última esperanza que quedaba de, al menos, rescatar un punto llegando al quinto set.

Venezuela, en tanto, consiguió remontar el vuelo en la segunda jornada con un triunfo 3-1 sobre Camerún.

Los venezolanos se enfrentaban al equipo teóricamente más asequible del grupo A y no fallaron, imponiéndose por 25-22, 25-21, 31-33 y 25-14.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario