Edición Impresa

Violencia en Río por la muerte de un joven

Varios vehículos fueron incendiados tras un operativo policial en una favela en busca de bandas de narcotraficantes.

Viernes 28 de Marzo de 2014

Cuatro colectivos y al menos un automóvil fueron incendiados durante una protesta originada por la muerte de un joven durante un operativo policial en el barrio Morro Sao José Operário, en Río de Janeiro, donde según los vecinos, "se vive un clima de guerra. Según la policía, unas 100 personas se concentraron en la noche del miércoles en la Praça Seca, cerraron las calles del barrio, localizado al norte de Río, e incendiaron los vehículos.

Los manifestantes sostienen que el joven fue asesinado por agentes de la policía militarizada. No obstante, ésta afirma que se trataba de un narcotraficante, quien al ser encontrado por los efectivos sufrió un infarto. Según la versión policial, unos 20 efectivos del batallón 9 de la policía militarizada realizaron un operativo en el barrio para verificar denuncias anónimas según las cuales delincuentes de otros barrios estaban escondidos allí.

Durante la operación fue hallada una vivienda en la que había drogas escondidas y dos presuntos narcotraficantes, que fueron detenidos. La policía asegura que uno de ellos se sintió mal, por lo que fue trasladado por los agentes a un hospital de la región, al que llegó muerto.

A raíz de las disputas entre bandas que controlan el tráfico de drogas, los tiroteos son constantes en la región, donde, según los vecinos, se vive un "clima de guerra".

Dilma cae en las encuestas. Mientras, el respaldo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cayó a siete meses de las elecciones, mostró ayer una encuesta, aunque la mandataria continúa como favorita para ganar en octubre un segundo período de gobierno. La evaluación positiva del gobierno de la presidenta brasileña cayó de 43 a 36 por ciento entre diciembre pasado y el presente mes, reveló ayer una encuesta del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) El estudio, divulgado cuando faltan menos de siete meses para las elecciones presidenciales en la que la mandataria buscará la reelección, mostró además que el porcentaje de electores que evalúan como "malo o pésimo" su gobierno creció de 20 a 27 por ciento en el mismo período. Asimismo, cayó de 56 a 51 por ciento el índice de aprobación del gobierno de la mandataria del Partido de los Trabajadores, y aumentó de 36 a 43 por ciento el de desaprobación.

Después de alcanzar el índice más bajo de aprobación en julio pasado, cuando llegó a 31 por ciento bajo el impacto de las masivas protestas que tomaron las calles durante la Copa Confederaciones, el respaldo popular al gobierno de Rousseff inició una curva ascendente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS