Edición Impresa

Villa G. Gálvez: un policía detenido por extorsión

Fue acusado de pedirle dinero a un hombre para no incriminarlo en un crimen. Se hizo una entrega controlada del dinero.

Miércoles 17 de Diciembre de 2014

Un policía que reviste en la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez fue detenido ayer a la mañana acusado de extorsionar a un hombre al que intentó sacarle 20 mil pesos. La víctima estaba ligada a una causa de agosto de 2013 y el policía lo amenazaba con hacer valer un falso oficio que podría dejarlo en prisión. El uniformado, Matías Manuel C., ya había recibido hace unos meses una suma cercana a los 37 mil pesos por parte de Walter P. y éste decidió denunciarlo ante Asuntos Internos cuando el oficial le exigió que le diera 20 mil pesos más antes de fin de año.

La causa con que el policía extorsionaba a su denunciante tiene que ver con un robo cometido en agosto de 2013 por dos hombres armados en una pescadería de la zona sur rosarina y que arrojó como saldo la muerte de Lucas Pico, un cliente que nada tenía que ver y estaba comprando en el negocio.

Amenazas. "El policía amenazaba a Walter P. y le decía que podía armarle una causa por ese hecho y por un oficio no entregado a tiempo. Este hombre lo denunció y cuando llegó a Asuntos Internos admitió que había tenido un pasado complicado con la ley, pero que ahora se dedicaba a otra cosa", sostuvo Ignacio del Vecchio, Secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad de la provincia.

El policía presionó a Walter P. y éste, una vez que lo denunció, se prestó a las acciones que le indicaron desde la Justicia. Entre ellas, grabó conversaciones telefónicas con el policía en las que le explicaba que debía pedirle dinero a su madre para cumplir con el pago y que le diera un tiempo "al menos hasta el lunes". En otra, Walter increpaba al policía porque ya le había entregado 37 mil pesos y que había vendido un auto para conseguir el dinero. Pero el oficial era intransigente y le pedía al menos unos pesos a cuenta de la nueva cifra final.

Controlada. "Decidimos judicializar tres mil pesos y hacer una entrega pautada. Se grabó cada movimiento y se logró que la causa tenga un fuerte anclaje probatorio. El pago se concretó en la intersección de las calles San Martín y Moreno, de Villla Gobernador Gálvez", dijo Del Vecchio.

El policía apareció en un auto negro de alta gama y sin uniforme. Abordó a Walter P. y éste le dio el dinero mientras cada paso era grabado y observado a la distancia por el fiscal. Una vez que el empleado tomó el dinero se hicieron presentes efectivos de Asuntos Internos y el policía fue detenido y se hallaron los tres mil pesos "marcados" y un oficio judicial presuntamente fraguado con los datos de Walter P.

El empleado, que no ofreció resistencia, quedó detenido y sancionado con el pase a disponibilidad hasta que se defina su situación judicial. Hoy concurrirá a la audiencia imputativa en la que el fiscal Aníbal Véscovo volcará las pruebas acumuladas en su contra.

Del Vecchio dijo que la operación fue "un éxito" y agregó que "es importante que los ciudadanos denuncien estos hechos y de esta manera se pueda depurar a la fuerza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario