Edición Impresa

Villa Constitución salió a la calle para reclamar por más seguridad

Los manifestantes acusaron duramente de inacción a la Justicia y a las autoridades locales, y hubo muestras de indignación hacia el intendente, que se retiró.

Viernes 24 de Octubre de 2014

Unas cinco mil personas se congregaron ayer en San Martín e Irigoyen, en la plaza de la Constitución de Villa Constitución, para reclamar frente al municipio y Tribunales más seguridad ante la seguidilla de hechos delictivos que se registraron en las últimas semanas y que se vieron acompañados de una inusitada violencia (ver aparte).

Los vecinos autoconvocados, muchos con carteles en mano, dijeron basta a la ola delictiva y también se expresaron contra el incremento de asentamientos irregulares y a la inacción de la dirigencia política.

El generalizado malestar de la gente se vio expresado durante más de dos horas en las cuales varios vecinos autoconvocados hicieron uso de la palabra en un acto organizado en la plaza y que contó con las adhesiones del Centro Comercial, los gremios UPCN y UOM, entre otros sectores. Luego de varias exposiciones los manifestantes se trasladaron a Tribunales, donde reiteraron sus reclamos, aunque ningún funcionario judicial los atendió y, finalmente, marcharon hacía Fiscalía, donde entonaron el Himno Nacional y se desconcentraron.

Las invitaciones al encuentro de ayer se potenciaron con el boca a boca, por las redes sociales y en los medios de comunicación. Hubo fuertes críticas al municipio y a la Justicia.

El intendente Horacio Vaquié, quien se acercó a la plaza principal copada por los manifestantes, admitió que "es alarmante la cantidad de robos que hay". El mandatario fue cuestionado y abucheado por los presentes. Sin mayores desbordes, los vecinos expresaron su disconformidad con el jefe municpal, que se vio obligado a retirarse en medio de insultos y el pedido para que presente su renuncia.

Jornada atípica. Ayer, la ciudad vivió una jornada atípica, ya que por la protesta los negocios cerraron y se suspendió el dictado de clases. Una vecina de Villa Constitución manifestó a LaCapital que realizaron la marcha porque "no se recibe ningún tipo de respuesta de ninguna autoridad". Y acotó que "cada vez es peor lo que se vive aquí, hay mucha violencia en los hechos de inseguridad. Al robar los ladrones están descontrolados y no respetan a viejitos ni a los nenes". Respecto del intendente de la ciudad, remarcó que "trae mucha gente a los asentamientos, por eso gana las elecciones, es una especie de traficante de pobreza".

El acto lo abrió el vecino Miguel Alfaro, quien dijo que "esta es una marcha pacífica, acá nadie va a agredir a nadie y esta no es una marcha para dar un golpe de Estado, así que nadie pida renuncias de nadie". Sin embargo, esto fue acatado a medias ya que la exgencia de dimisión a Vaquié y su gabinete se prolongó durante toda la manifestación. A lo largo del acto los vecinos fueron relatando todo tipo de delitos de los que fueron víctimas y la indignación fue ganando la multitud.

Un reclamo de la ciudad es que haya más efectivos policiales. Trascendió que faltan en el departamento Constitución unos 200 agentes más, ya que en la Unidad Regional VI hay desde hace tiempo 170 uniformados menos. También se habló de más controles en los accesos y muchos preguntaron por el funcionamiento del cuestionado sistema de cámaras.

Caldo de cultivo. Los robos cada vez más seguidos, la violencia presente en cada uno de los delitos y las muy pocas respuestas del poder político generaron gran malestar y fueron un caldo de cultivo cada vez más caliente. Ayer, en el caluroso mediodía villense, la propuesta de los vecinos autoconvocados de marchar para pedir soluciones tuvo una adhesión masiva.

Muchos vecinos con carteles y banderas pidieron que se tomen decisiones urgentes, aclararon que no desean tener ninguna identificación política y que no quieren más reuniones o comisiones, sino respuestas.

Otra vecina indignada dijo que Villa Constitución "se ha rodeado de villas y delincuentes de Buenos Aires y Rosario, y con ésta última competimos en peligrosidad". Los reiterados reclamos de más seguridad no alcanzaron sólo al intendente, sino a la Justicia y el gobierno provincial.

En el acto también se reprobó la ausencia del senador Germán Giacomino (estaba en la sesión de la Cámara alta provincial) y se pidió la presencia de los concejales locales. "Los manifestantes plantearon lo que ellos querían decir, se los escuchó. Nosotros dijimos lo que se está haciendo desde el municipio y con el senador departamental, con quien estuvimos reunidos con la policía", aclaró Vaquié. Se refería al encuentro que mantuvieron este miércoles con el subsecretario de Seguridad de la provincia y el subjefe de la policía.

Respecto de los cuestionamientos, Vaquié dijo que se pide detener a los delincuentes, pero que él no puede detener gente. "Eso es de la policía", afirmó, y admitió que "es alarmante la cantidad de robos que hay, pero los ladrones entran hoy y salen mañana".

Durante el acto, el joven concejal opositor Federico Larrañaga tomó el micrófono y pidió "perdón en nombre del poder político" por haber llegado hasta esta situación. El clima estaba muy caldeado y también recibió silbidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario