Edición Impresa

Vida y muerte de Mojtar Belmojtar, el líder de "Los que firman con sangre"

El terrorista islámico había dirigido en enero el asalto a una planta gasífera en Argelia. Ahora fue abatido en Mali. Pero Francia duda.  

Lunes 04 de Marzo de 2013

Las fuerzas armadas de Chad aseguraron este sábado que dieron muerte al máximo jefe del terrorismo islámico en Argelia y países vecinos, Mojtar Belmojtar. El jefe de la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico y responsable del cruento asalto a una planta de gas argelina en enero pasado murió durante el bombardeo de una base islamista en Mali, aseguran en Chad.

La desaparición del "emir" termina con una carrera de ribetes novelescos, no sólo vinculada con el terrorismo islámico sino también con el contrabando y hasta el tráfico de esclavos. Desde hace dos décadas, el veterano argelino forjado como muyaidín en la guerra de Afganistán, llevaba a cabo una lucha sin piedad contra los "infieles". Dado por muerto en varias ocasiones, siempre logró escapar de quienes lo buscaban, lo que le valió uno de sus varios sobrenombres, el de "El Intocable".

La última batalla.Sin dudas su última gran batalla fue el espectacular asalto al centro gasífero argelino de In Amenas, el pasado enero. Los seguidores del yihadista, autodenominados "Los que firman con sangre", tomaron más de 700 rehenes. El ejército recuperó el complejo gasífero, pero hubo al menos 55 muertos, entre ellos muchos rehenes y unos 30 terroristas. Belmojtar no estaba entre ellos.

Belmojtar nació con el nombre de Jaled Abul Abbas el 1º de junio de 1972 en la ciudad argelina de Ghardaia. Su bautismo de fuego lo vivió con sólo 19 años en Afganistán, donde perdió un ojo. De ahí que fuera apodado "El Tuerto". Después se unió al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), que llevó a cabo en los años 90 una brutal guerra por el establecimiento de un Estado islámico en Argelia. Se hizo famoso como número dos del comandante del GSPC, "Abderazak, el para", conocido por los secuestros de extranjeros en el Sahara. Tras su derrota total en Argelia, el GSPC buscó sumarse a Al Qaeda, y gestionó la unión de todos los yihadistas en el norte de Africa. La formación se llamó Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), y uno de sus mayores impulsores fue precisamente el "emir" Belmojtar.

Sin París-Dakar.Belmojtar se hizo famoso sobre todo por sus secuestros. Se le considera responsable de la muerte de cuatro franceses en la Nochebuena de 2007 en Marruecos, lo que provocó la cancelación definitiva del famoso rally París-Dakar, que se mudó a Sudamérica.

Cuatro bodas.En 2008 el diario Le Soir d'Algérie informó que Belmojtar había logrado ampliar su influencia mediante la boda con cuatro mujeres de diversos clanes. Su grupo se especializó en el tráfico de armas y se equipó con teléfonos satelitales. Un año después, su brigada secuestró en Mali a cuatro europeos, entre ellos una jubilada alemana y una pareja suiza. En enero pasado, respondió a la intervención francesa en Mali con el asalto al campo de extracción de gas en Argelia, exigiendo el fin de esa operación. Sin embargo, los analistas de inteligencia argelinos y extranjeros pronto descubrieron que el asalto había sido planificado con mucha antelación, lo que indica que la invocación de la intervención francesa en Mali fue sólo una excusa de ocasión. Se cree que en estos momentos sus brigadas tienen entre 200 y 300 efectivos.

Otras actividades. Pero además de la práctica del terrorismo mediante la rentable actividad del secuestro de occidentales, Belmojtar era conocido como contrabandista de cigarrillos. De ahí otro de sus alias: Mr. Marlboro. Según periodistas especializados, en 2012 Belmojtar se abrió de la rama magrebí de Al Qaeda y creó su propia facción, la ya citada "Los que firman con sangre" (Al-Moulathamin). Esta organización funciona al margen del resto y opera en Níger, el sur de Libia y la zona norte de Mali. También se afirma que el desaparecido Belmojtar se dedicaba con su facción al contrabando de armas, así como al tráfico de esclavos subsaharianos.

En todo caso, en París se invocó prudencia antes de dar por segura la muerte del emir Belmojtar. Jean-Yves Le Drian, ministro de Defensa, llamó a la "prudencia" ante el anuncio hecho en N'Djamena, la capital de Chad, sobre la muerte del famoso terrorista islámico.

En Bengasi

Islamistas libios dejaron en libertad a 20 cristianos egipcios en Bengasi. Pero aún tienen en su poder a 23 cristianos egipcios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS