Edición Impresa

Viajeros del Tiempo © Rosario 1905/1910

Constructores truchos. José Soler, el presidente de la Sociedad de Ingenieros, arquitectos y constructores de esta ciudad, ha enviado una nota al intendente municipal, doctor Isidro Quiroga, denunciando que en Rosario...

Domingo 25 de Enero de 2009

Constructores truchos. José Soler, el presidente de la Sociedad de Ingenieros, arquitectos y constructores de esta ciudad, ha enviado una nota al intendente municipal, doctor Isidro Quiroga, denunciando que en Rosario existe una importante cantidad de constructores que han sido inscriptos en tal carácter sin otra formalidad que la muy insuficiente de la presentación de un certificado suscripto por un propietario en el que consta que el aspirante ha construido uno o más edificios. Esta franquicia, de una liberalidad extrema y susceptible de obtenerse por medios capciosos, ha traido a su vez una serie de consecuencias lamentables. Entre ellas, sucede que algunas personas que obtuvieron su inscripción en la forma antedicha negocian su firma; es decir: firman los planos de obras que han de ejecutar otros constructores. De este modo, ocurre que en el Rosario numerosos edificios son construidos por personas de cuya capacidad es forzoso dudar. ¿Quién garantiza la solidez de un edificio construido bajo la dirección de alguien que no tiene la suficiente preparación técnica para trabajos de esta naturaleza? Por absurdo que parezca, estas cosas suceden en el Rosario, la segunda ciudad de la República, y es algo que se debe impedir de inmediato, antes de que se produzca cualquier inesperada catástrofe. Más siendo esto de por sí tan grave, lo es más aún el hecho de que con las firmas de los constructores que las negocian trabajan no menos de 400 profesionales sin patentes provincial ni municipal, lo que a su vez produce un perjuicio a las arcas de alrededor de 60.000 pesos por ese concepto. (1910)

En la lona. A mis acreedores comunico que no pudiendo continuar más el negocio de fonda que tengo establecido en la Refinería, calle Monteagudo 164, ruego se presenten para que se cobren de las existencias que están actualmente en el negocio.Juan Odone. (1910)

gzinni@lacapital.com.ar

www.bienvenidosviajerosdeltiempo.blogspot.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS