Edición Impresa

Viajeros del Tiempo ©

Rosario 1905/1910. Chiste de 1909. Aparece el "torpedo aéreo" contra los globos y aeroplanos. Cuando casi todos se hacían la ropa en casa.

Viernes 17 de Abril de 2009

Chiste de 1909. Una joven de voz dulce y rítmica se presenta en una farmacia acompañada de un niño.

-¿Podría usted prepararme una toma de aceite de ricino(*) de modo que no se sienta el mal gusto?

-Nada más fácil, señorita. Voy a preparársela a usted enseguida. Siéntese usted y permítame que la obsequie con una copa de excelente jarabe de groselina.

-¡Es usted muy amable!

Al poco rato añade la señorita:

-¿Está ya la medicina?

-¿Pero no ha notado usted nada?

-¿Qué he de notar?

-El aceite de ricino. Lo he mezclado con el jarabe.

La joven desconcertada:

-¡Pero si era para mi hermanito!

(*) El aceite de ricino se utilizaba como purgante.

Aparece el "torpedo aéreo" contra los globos y aeroplanos. Hace ya cuatro años el coronel Unge, de la artillería sueca, inventó un torpedo aéreo que puede ser un arma terrible. El inventor ha construido modelos de tres calibres, a saber, uno de cuatro pulgadas, otro de ocho y otro de doce. El de menor calibre es el que puede dispararse contra los globos y aeroplanos y se puede transportar sin peligro alguno en un automóvil para lanzarlo cuando convenga. La propiedad de este invento ha sido adquirida por la célebre casa Krupp, de Essen, por lo que es muy probable que lo utilice el ejército alemán. (1909)

Cuando casi todos se hacían la ropa en casa. Academia de corte y confección. Todas las señoras y señoritas que quieran aprender a hacer vestidos de señoras y niñas pueden inscribirse en esta casa única en Rosario porque otorga diploma de profesora una vez suficientemente instruidas. Las alumnas son admitidas sin que tengan que anticipar dinero. Calle General López (luego Zeballos) 1289, profesora Irene Jurico. (1909)

Enviar fotos y comentarios a gzinni@lacapital.com.ar

  www.bienvenidosviajerosdeltiempo.blogspot.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS