Edición Impresa

Versiones de Spinetta y Beatles con voz y música de Aznar

El cantante y bajista se presenta hoy, a las 21.30, en el teatro El Círculo con un show intimista y ecléctico, que incluirá temas de los Beatles y del Flaco Luis Alberto Spinetta.

Sábado 20 de Abril de 2013

Pedro Aznar habla de “no dar nada por sentado” ni ponerse “demasiado cómodo”. También asegura que es “un desafío encarar el trabajo de intérprete y versionista”. Justamente en ese sentido apunta su última gira, que lo trae a Rosario hoy para presentarse, a las 21.30, en el teatro El Círculo, Mendoza y Laprida. El ex Serú Girán mostrará un show ecléctico y también intimista, en el que versionará temas de los Beatles y de Luis Alberto Spinetta, entre otros artistas, y además se paseará por el folclore y estrenará canciones nuevas.

   “Voy a recorrer discos como «Quebrado», «A solas con el mundo», «Ahora» y «Puentes amarillos», todo en formato unipersonal”, anticipó Aznar a Escenario. “También voy a versionar a los Beatles en un generoso segmento de seis canciones y le dedicaré un espacio al folclore: voy a hacer dos litoraleñas que compuse en colaboración con Teresa Parodi, sobre dos bellísimas letras que ella escribió. El folclore es una presencia importante en mi música desde hace años. Siento que al cantarlo se expresa algo muy hondo, una fibra ancestral”, aseguró el músico.

   En la obra de Aznar hay varios discos que incluyen versiones de otros artistas, desde “Aznar canta Brasil” hasta “Quebrado”, pasando por “A solas con el mundo” y el reciente “Puentes amarillos”. Según el bajista, estos proyectos son una mezcla de tributo y experimentación. “Cuando versiono a un compositor favorito siempre es, de alguna manera, un homenaje a su obra, pero en el único caso en que esto estuvo planteado exactamente así es en «Quebrado», ya que está conformado por dos CDs, uno de música mía y el otro de autores que fueron referentes míos, especialmente en la época de mi adolescencia”, explicó.

   El cantante agregó que “en «Aznar canta Brasil» hago un recorrido muy personal por la música de ese país, y nuevamente elegí ir por caminos poco transitados, porque prácticamente no hay bossa nova en ese trabajo. «A solas con el mundo», por su lado, surgió de juntar en un mismo disco canciones que habían sido bises en diversos shows, música favorita mía de distintos autores tocada en formato unipersonal, de la misma forma en que lo hacía cuando era chico. Claro que en todo esto hay un espíritu de aventura y experimentación. Es un desafío importante encarar el trabajo de intérprete y versionista”, afirmó.

Puentes amarillos. El último disco que editó Aznar, “Puentes amarillos”, también está basado en versiones, esta vez con una fuerte carga emocional. Se trata de un CD y DVD que recopila el homenaje que le realizó a Luis Alberto Spinetta en abril del año pasado, en la Plaza Italia de Buenos Aires, frente a 50.000 personas. Además de gemas como “Todas las hojas son del viento” y “Barro tal vez”, el álbum incluye dos rarezas, “Lenny Blues” y “Alas de la mañana”, dos temas que Aznar compuso con El Flaco. “«Lenny Blues» fue compuesta para la obra de teatro de Robertino Granados sobre la vida de Lenny Bruce, en 1980”, recordó. “Yo compuse la música incidental de la pieza, y Luis la canción central, a la que yo le aporté arreglos y producción. «Alas de la mañana» la compusimos juntos, Luis hizo la música y yo la letra, para un disco de Lito Epumer que produje en 2004, «Dos zorros»”, describió.

   Aznar no se anima a decir si se siente un referente del rock argentino, pero asegura que la gente muchas veces se lo hace sentir. “La gente es increíblemente generosa y me hace llegar comentarios muy conmovedores: desde chicos que me cuentan que decidieron seguir el camino de la música por haber escuchado mi trabajo hasta padres que le ponen mi nombre a un hijo”, comentó. “Eso tremendamente halagador y, a la vez, una responsabilidad enorme, porque me recuerda que no sólo voy siguiendo una intuición que me guió toda la vida, sino que hay mucha gente que está atenta a lo que hago y lo toma y lo incorpora a su propia experiencia. Es muy hermoso, y me ayuda a no bajar nunca los brazos, no dar nada por sentado ni ponerme demasiado cómodo”, se explayó.

   Más allá de sus proyectos como solista, el bajista admitió que no descarta una nueva reunión de Serú. Justamente en febrero pasado, en la última edición del Cosquín Rock, tocó un par de temas de la mítica banda junto a sus ex compinches Charly García y David Lebón. “Somos muy amigos, llevamos toda una vida juntos, de una u otra manera, y siempre es un gusto volver a vernos. Si las agendas coinciden en algún momento, la posibilidad de una reunión existe”, reconoció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS