Edición Impresa

Venezuela ordenó la captura internacional del opositor Manuel Rosales

Una corte venezolana dictó ayer una medida privativa de libertad contra el líder opositor Manuel Rosales y pidió a la Interpol la captura del dirigente, que solicitó asilo en Perú. El alcalde de la occidental ciudad de Maracaibo no acudió esta semana a una audiencia en la que podría iniciársele un juicio por presunto enriquecimiento ilícito...

Jueves 23 de Abril de 2009

Caracas. — Una corte venezolana dictó ayer una medida privativa de libertad contra el líder opositor Manuel Rosales y pidió a la Interpol la captura del dirigente, que solicitó asilo en Perú. El alcalde de la occidental ciudad de Maracaibo no acudió esta semana a una audiencia en la que podría iniciársele un juicio por presunto enriquecimiento ilícito, al considerar que el caso está manipulado por el gobierno de Hugo Chávez.

El dirigente, que se enfrentó a Chávez en las elecciones presidenciales de 2006, se encontraba clandestino desde marzo al denunciar hostigamiento de los cuerpos de seguridad, pese a que no existía ninguna medida en su contra. La Fiscalía venezolana lo acusa de no poder justificar unos 60.000 dólares de su declaración jurada de patrimonio del período 2002-2004 cuando era gobernador del petrolero Estado de Zulia. El delito contempla pena de 3 a 10 años de cárcel.

La oposición denuncia que el juicio forma parte de una ofensiva de Chávez para criminalizar a sus adversarios políticos mientras intenta sortear el impacto de la crisis económica global. En medio de la campaña de unas elecciones regionales a finales de 2008, el mandatario venezolano acusó a Rosales de ladrón y aseguró que sería enjuiciado.

Cambio de planes. El tribunal de control de Caracas —donde se radicó el juicio bajo protesta de la defensa— sorprendió con la medida ya que el martes había fijado una nueva audiencia del caso para el 11 de mayo. La corte emitió además un pedido de captura internacional a la policía local e Interpol porque "Manuel Rosales ha demostrado no poseer voluntad de someterse al proceso seguido en su contra".

Lima dijo que evaluaría el requerimiento de asilo hecho por Rosales; aunque el ministro de Interior venezolano, Tareck El Aissami, expresó que la gestión no procede porque se le está investigando por un delito común y no político.

Por su parte, Rosales emitió un mensaje a través de una emisora peruana afirmando su inocencia y llamó "golpista y cobarde" a Chávez por lo que dijo era un intento de eliminar a sus adversarios políticos. "Todo el mundo en Venezuela sabe que soy víctima de una persecución ordenada por Chávez, que se me han violado todos mis derechos", afirmó en un mensaje transmitido desde Perú.

Poco después, el canciller peruano, José Antonio García Belaunde, solicitó al líder opositor venezolano no usar a ese país como "plataforma política". El "filósofo del Zulia", como lo apoda Chávez por sus equivocaciones en alocuciones públicas, había dicho que continuaría en la lucha política desde el extranjero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS