Edición Impresa

Venezuela desdobla el mercado cambiario mediante "bandas"

Busca frenar el deterioro de la moneda nacional por efecto de la inflación y el déficit de divisas. El dólar paralelo vale 10 veces más que el oficial

Jueves 23 de Enero de 2014

El gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que profundizará el control de cambios vigente desde hace más de una década en Venezuela, para crear un nuevo sistema de "bandas" que determine el precio del dólar. En otras palabras, Venezuela volverá a un sistema múltiple de tipos de cambio, como ya tuvo en 2010 sin buenos resultados. La reforma implica además una "nueva devaluación encubierta" para los analistas no oficialistas. Venezuela vive una altísima inflación, desabastecimiento de bienes de consumo básicos y fuga de capitales. La producción petrolera, pese a los precios internacionales récord, no alcanza a proveer las divisas necesarias para importar todos esos bienes. Bajo los 15 años de "revolución bolivariana" Venezuela se ha desindustrializado y perdido además gran parte de su producción agrícola.

Bienes "esenciales".La largamente anunciada reforma mantiene el tipo de cambio oficial de 6,3 bolívares por dólar para bienes esenciales, como medicamentos y alimentos básicos, pero también permite que las divisas sean vendidas a una tasa mayor a través de sistemas "complementarios". "Estamos construyendo un sistema de bandas. Vamos hacia un nuevo sistema cambiario", anunció el poderoso ministro de Petróleo Rafael Ramírez. Pero no dio detalles de las otras "bandas" previstas, aunque dijo que serán "fortalecidos" los mecanismos mediante el cual el Banco Central subasta semanalmente dólares.

El tipo de cambio de las subastas ronda los 11 bolívares por dólar, casi el doble del valor oficial de 6,30, con montos de unos 100 millones de dólares semanales. Ahora se duplicará la cantidad, a cerca de 220 millones de dólares, prometió Ramírez. La cifra sigue siendo minúscula para la economía venezolana. Muchos economistas sostienen que el hecho de que cada vez más sectores deban recurrir a las subastas para adquirir dólares representa una "devaluación escondida", dada la enorme brecha con el dólar oficial de 6,30 bolívares.

En el poder desde abril de 2013, el gobierno de Maduro está luchando para poner freno a la alta inflación, que supera holgadamente el 50 por ciento anual, para suministrar más divisas a importadores. En el mercado paralelo, en tanto, el dólar cotizar unas 10 veces más que los 6,30 bolívares del oficial. Ese valor no es publicado ni por las agencias internacionales, por las amenazas del gobierno de tratar esa información como un delito. "Hemos dicho a los sectores económicos nacionales que no se dejen estafar por el mercado paralelo, que no se dejen robar por un sector especulativo antinacional", dijo ayer Ramírez.El sistema de bandas impuesto ahora es un híbrido entre un cambio fijo y uno flexible y libre, o flotante. Al momento de su aplicación, el Banco Central de Venezuela determinará el precio para el tipo de cambio nominal y fijará topes superiores e inferiores, dentro de los cuales se ubicará el valor del mercado secundario. Hoy ronda los 11,30, el doble del oficial.

Ramírez explicó que los gastos con tarjetas de crédito, los viajeros, las líneas aéreas, las remesas familiares y las compras por internet pasarán a la "tasa secundaria" (11,30). Mientras, las pensiones, jubilaciones, envíos a estudiantes y casos especiales se mantendrán en 6,30. Con este desdoblamiento, el gobierno pretende bajar la salida de 8.600 millones de dólares que iban destinados a estos sectores.

La gran discusión."Aquí la gran discusión es: les damos los dólares a los viajeros o traemos alimentos; les damos los dólares a los que especulan o traemos los bienes esenciales para nuestra economía", insistió Ramírez. "El Sicad (el sistema de subastas) se convierte en la banda superior de un nuevo sistema cambiario", precisó Ramirez. Para analistas de Wall Street. Venezuela está actuando poco y tarde para rectificar un sistema cambiario fracasado.

El complicado sistema cambiario de Venezuela es un combustible para la corrupción y la creación de distorsiones masivas en la economía, donde el costo de una hamburguesa de McDonald's es de cerca de 20 dólares al tipo de cambio oficial.

la rebelión de ucrania

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS