Edición Impresa

Venezuela: 350 legisladores de la región exigen más transparencia

El reclamo llega a días de las elecciones del domingo y luego de una denuncia sobre los códigos de las máquinas de votación.

Martes 09 de Abril de 2013

A medida que se acercan las elecciones del próximo domingo, la oposición acentúa las sospechas públicas sobre el sistema electoral venezolano, en manos de una funcionaria totalmente fiel al régimen chavista. Ayer, diputados de la Asamblea Nacional entregaron ante el cuestionado organismo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) una carta suscrita por más de 350 parlamentarios de América latina, para exigir "elecciones justas" el 14 de abril. La diputada María Corina Machado denunció en ese acto que han visto infracciones por parte de funcionarios del gobierno y el uso masivo de recursos del Estado en la campaña electoral del candidato oficialista, el presidente interino Nicolás Maduro.

Machado explicó que esos diputados de la región se acogen a las exigencias hechas por 15 parlamentarios independientes para exigir "elecciones limpias y justas". Además, solicitó la eliminación de la participación de las milicias en las elecciones de este 14 de abril, como ya hicieran en las pasadas elecciones del 7 de octubre, cuando triunfó el luego fallecido Hugo Chávez. Por su parte, Adrián Oliva, representante de la organización de parlamentarios de América latina, expresó que todo el continente estará alerta ante las elecciones presidenciales en Venezuela. Destacó que existe un compromiso con la democracia y el respeto al voto de los ciudadanos.

Las sospechas nacen a partir de diversos elementos. Por un lado, la evidente alineación de la titular del CNE, Tibisay Lucena, con el gobierno chavista. Por otro el sistema electoral venezolano está totalmente automatizado, y esto incluye máquinas lectoras de huellas dactilares. Una parte dela población está convencida de que esta forma se sabe no sólo la identidad del votante sinotambién por quién ha votado. Expertos independientes aseguran que no es así, pero la creencia está muy arraigada. Y las maniobras recientes del chavismo no ayudan a cambiar ese temor.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó la semana pasada de la vulneración de las máquinas de votación por parte del partido de gobierno. Según la denuncia hecha ante el CNE, un técnico y militante del oficialista PSUV activó una máquina porque tenía en su poder el código para iniciar el sistema básico común a todas la máquinas de votación. El irregular hecho ocurrió el 30 de marzo, durante una auditoría en los depósitos del Consejo Nacional Electoral. Aún hoy se desconoce la razón por la que el técnico del partido de gobierno tenía esa clave. Esta clave no pone en riesgo el secreto del voto, ni el sistema de votación, se aseguró, pero "se teme un sabotaje que se realice durante la instalación de las máquinas. Si el sabotaje ocurre luego de instaladas las máquinas, se conocerá durante el proceso de votación y podría retrasarlo", aseguró Ramón Guillermo Aveledo, coordinador general electoral de la MUD.

Réplica oficial. La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, se pronunció sobre el grave asunto. "Observo que se pretende buscar descalificar y desautorizar al ente rector (por el CNE) en materia electoral, precisamente en este momento que estamos ante una elección presidencial", señaló. En tal sentido, manifestó su apoyo y solidaridad a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, y aseguró que en Venezuela "y a escala internacional" se ha reconocido la seriedad, objetividad e imparcialidad de ese organismo electoral y de sus funcionarios. En cuanto a la participación del Ministerio Público en las elecciones del próximo 14 de abril, reseñó que 2.042 funcionarios estarán desplegados en todo el territorio nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS