Edición Impresa

Vecinos y funcionarios debaten en audiencia el aumento del agua

El encuentro, convocado por el Enress, será hoy y hay 50 inscriptos, de los cuales 48 se anotaron como expositores. Los usuarios quieren hacer sentir sus reclamos.

Martes 22 de Julio de 2014

Con más de 50 inscriptos, de los cuales 48 se anotaron como expositores, esta mañana se abrirá el debate sobre el pedido de aumento del 42 por ciento en la tarifa del agua. La calidad del servicio y, sobre todo, las obras de infraestructura comprometidas por Aguas Santafesinas SA (Assa), serán dos de los puntos sobre los que se abundará en la audiencia convocada por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress). Las organizaciones que representan a los usuarios volverán a reclamar el cumplimiento del plan de instalación de medidores del cual, denuncian, apenas se concretó una sexta parte.

El encuentro, que comenzará a las 10 en la sede del rectorado de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), será el primero de los tres previstos para "escuchar y recabar las opiniones de los interesados sobre la solicitud de actualización tarifaria efectuada por Aguas Santafesinas SA", según reza la resolución del ente regulador. El jueves y el martes próximo, a la misma hora, la cita se repetirá en las ciudades de Santa Fe y Reconquista, respectivamente.

El presidente del directorio del Enress, Oscar Pintos, confió ayer que la convocatoria ya superó las 50 inscripciones, tanto de particulares como de referentes de instituciones vecinales, sociales o académicas. Y la gran parte, unos 48, se propusieron como oradores.

"Estimamos que la participación será interesante", apuntó Pintos y confió que conocer la opinión de los usuarios de primera mano es una herramienta útil para el dictamen que después tendrá que elaborar el organismo, avalando o no el aumento, sobre el que deberá finalmente expedirse el Ministerio de Aguas y Servicios Públicos de la provincia.

Bajo la lupa. La calidad del servicio de agua y cloacas y el avance de obras de infraestructura consideradas prioritarias son dos de los argumentos a los que apelan los referentes de organizaciones, que ya adelantaron su postura contraria al aumento del 42 por ciento de la tarifa.

Para el titular de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor y ex integrante del Enress, Alberto Muñoz, las sucesivas alzas aprobadas en los últimos tres años no se tradujeron en un crecimiento de las inversiones. "Más bien todo lo contrario —sostuvo—. A medida que se aumentaba la tarifa, los aportes del Estado a la empresa se redujeron ostensiblemente: en 2011 representaron el 1,22 por ciento del presupuesto provincial, en 2012 pasaron al 0,59; en 2013 al 0,61 y este año será del 0,47", precisó.

La diferencia se siente en el desarrollo de obras proyectadas. Inclusive, destacó, en el plan de colocación de medidores presentado por Assa como condición para la aprobación del aumento de 2012. De acuerdo al plan presentado por la firma, en dos años se iban a colocar 66 mil contadores de consumo domiciliario: 20.000 en 2012, y otros 46.000 durante el año pasado. "Pero hace dos años apenas se pusieron 5.763 medidores y el año pasado fueron 3.253", expuso Muñoz.

El presidente del directorio del Enress evitó precisar números, pero confirmó que "en materia de micromedición, la empresa no cumplió con el plan que ella misma propuso".

La mora en la instalación de instrumentos de medición es "una muestra de la grandes insuficiencias que existen con la prestación del servicio por parte de una empresa que, al mismo tiempo, demanda un porcentaje de aumento de tarifa que supera ampliamente cualquier aumento salarial o expectativa inflacionaria", advirtió el titular de la Cátedra del Agua de la UNR, Aníbal Faccendini.

Y sumó también el atraso en las obras de la estación potabilizadora de Granadero Baigorria o la falta de acceso al servicio en cantidad suficiente en barrios como Tío Rolo, Libertad, Triángulo o los ubicados alrededor del estadio mundialista de hockey. Con argumentos similares, el director del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), Juan Marcos Aviano, manifestó su rechazo a la suba pretendida. "El aumento no se justifica ni en lo económico financiero, ni político institucional, ni en la calidad de prestación del servicio", sostuvo y consideró que "en los últimos años todos los indicadores de la empresa han desmejorado".

La prioridad

El concejal Carlos Cossia expondrá hoy en la audiencia pública convocada por el Enress su firme rechazo al aumento de la tarifa de Assa. El edil peronista basará su posición en "la necesidad de mejorar de manera urgente el servicio que brinda la empresa en los distintos barrios de Rosario y otras localidades antes de pensar en un posible aumento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS