Edición Impresa

Vecinos marcharán a Tribunales para recuperar una niña

Es por el caso de una nena que, con sólo dos años, ya pasó por cuatro adaptaciones. La jueza no permite que la adopten quienes la cuidaron.

Martes 17 de Septiembre de 2013

Un grupo de vecinos de Griselda Orellano y Ramón Vallenari, quienes tuvieron una niña en guarda durante un año y cuatro meses y que luego la Justicia les impidió adoptar, marcharán mañana, a las 10, hasta las puertas de los Tribunales provinciales para manifestar su repudio a la decisión judicial.

Griselda y Ramón hace 15 años están anotados para tener un niño en adopción. Pero, como eso nunca ocurrió, en 2007 se postularon como familia solidaria para tener chicos en guarda (lo que antes eran los hogares de tránsito).

Por entonces no existía la cláusula que hoy prohibe que una familia solidaria luego pueda adoptar al niño que cuidó.

Al cabo de un año y cuatro meses, la Dirección Provincial de la Niñez encontró a unos tíos y restituyó a la niña a parte de su familia biológica.

Sin embargo, pasados unos meses, los tíos manifestaron ante la Justicia que no podían hacerse más cargo de la niña y que la querían poner en estado de adoptabilidad. Tenían otros cinco hijos y no podían cuidar también de la menor.

Griselda y Ramón, quienes nunca quisieron perder el contacto con la niña, se enteraron de esa situación y se presentaron para la adopción. Sin embargo, la magistrada de Familia Nº 4, Alicia Galletto, se manifestó en contra argumentando que ya eran "mayores" para cuidar una nena de dos años, cuando en realidad la ley nunca le puso un tope a la edad de los padres para adoptar.

Luego de insistentes reclamos por parte de la pareja, los vecinos decidieron manifestarse y hacer pública la protesta por esa medida, a la que consideran injusta desde todo punto de vista.

"Esta nena cayó en brazos de Griselda y Ramón con apenas cuatro meses de vida", explicó una vecina, que señaló que el matrimonio le brindó "amor, contención, educación, abrigo, alimento y cuidado, tanto de la salud física como espiritual".

"La aman, la seguirán amando y esperando, con un desgarro inmenso en sus corazones", agregó. Actualmente, la nena está al cuidado de una maestra jardinera de Villa Gobernador Gálvez.

"Esa maestra denunció que la niña llegaba al jardín con serias lesiones físicas cuando vivía con los tíos. Y la jueza decidió, sin tener en cuenta los vínculos afectivos que se habían generado entre los Vallenari y la pequeña, declararla en adoptabilidad. Pero no a la familia solidaria sino a una quinta familia, mientras que ellos fueron su primera y única familia", argumentó la mujer, que se movilizará junto a otras personas hasta Tribunales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario