Edición Impresa

Vecinos golpean a un ladrón tras un asalto

Un joven de 19 años fue arrestado ayer tras intentar asaltar un local de venta de telefonía celular del macrocentro y recibir una golpiza de parte de varios transeúntes y vecinos. El ladrón resultó...

Viernes 21 de Septiembre de 2012

Un joven de 19 años fue arrestado ayer tras intentar asaltar un local de venta de telefonía celular del macrocentro y recibir una golpiza de parte de varios transeúntes y vecinos. El ladrón resultó lesionado y luego de ser trasladado a un hospital terminó detenido en la comisaría 6ª.

El hecho ocurrió ayer cerca de las 12 en esquina Callao al 700, casi esquina Santa Fe. Al parecer, el ladrón había ingresado al negocio y amenazado con un arma a los empleados. Sin embargo, por alguna razón que hasta ayer no había sido aclarada —las víctimas del atraco prefirieron no hablar con el cronista de este diario— el robo no se habría concretado y el ladrón salió del local.

Según varios vecinos relataron a los medios, en el momento en que el ladrón se subía a una moto para escapar fue abordado por los empleados —otra versión indicaba que era uno de los dueños— del local que había intentado asaltar. Entonces comenzó un forcejeo que culminó con al menos un disparo —otros testigos dijeron haber escuchado hasta cuatro tiros— que no ocasionó heridos. En ese marco, alertados por la alarma del local de que estaba ocurriendo algo fuera de lo habitual, más vecinos se sumaban a la golpiza.

Un montón. "No sé de dónde salió tanta gente", comentaba ayer una joven empleada de un local de la cuadra, sin poder calcular cuántas personas —"eran un montón"— habían participado de la golpiza.

"Nos asaltaron doce veces y por eso estamos trabajando con esto", dijo a la televisión una comerciante de la cuadra, y acto seguido señaló a un voluminoso cachorro de rotweiller cuya presencia, al parecer, ayudaría a espantar las indeseables visitas de ladrones a su negocio.

Otra testigo vio a un hombre detener la camioneta que manejaba al grito de "matalo, matalo", antes de bajarse del vehículo para participar de la golpiza. "Estaba indignado porque lo habían asaltado días atrás".

Con el ladrón en el piso y dominado por los vecinos —incluso llegaron a atarlo con una soga a una reja de un edificio— llegó la policía y formalizó la detención. En poder del joven se incautó una pistola Bersa calibre 11.25 milímetros sin numeración, con mira infrarroja y tres cartuchos intactos, uno de punta hueca. También se secuestró la moto en la que se desplazaba, una Honda negra de 125 centímetros cúbicos.

Identificado como Luis V., de 19 años, anoche seguía detenido en la comisaría 6ª a disposición de la Justicia ordinaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario