Edición Impresa

Vecinos de Fisherton, a la Justicia

Después de la tormenta. Resolvieron anoche accionar contra la provincia y el municipio por la inundación del 19 y 20 de diciembre de 2012.  

Jueves 24 de Enero de 2013

"Hay pruebas claras de que en esta situación hubo negligencia o, como mínimo, dejadez por parte del Estado". En esos términos explicó Alejandro Lorenzo el fundamento de la demanda que preparan los vecinos de Fisherton contra la provincia y el municipio por la inundación del 19 y 20 de diciembre pasado. La elaboración de la medida judicial está en marcha y anoche se realizó la quinta y más populosa asamblea de damnificados, en la que presentaron carpetas con fotos, documentos y listados de las pérdidas materiales que causó el estrago en sus viviendas. Con ese material, tras la feria judicial realizarán una presentación colectiva en el fuero civil.

Los vecinos presentarán un reclamo indemnizatorio contra la provincia y el municipio porque entienden que la inundación no obedeció sólo a la copiosa lluvia caída sino a la falta de obras hidráulicas, por parte de la provincia, y de limpieza de los desagües, en el caso del municipio.

La decisión fue tomada tras varias asambleas barriales en el Club Social Fisherton, de Muniagurria 742. Descargada la bronca de los primeros días, formaron una comisión y resolvieron "por aclamación" iniciar el reclamo indemnizatorio.

La última semana, los afectados por la inundación comenzaron a completar una planilla con datos personas y el detalle de las cosas que perdieron por el agua. Anoche empezaron a entregar carpetas con pruebas de esas pérdidas, como fotos de muebles o electrodomésticos destruidos, documentación de autos arruinados o comprobantes de los gastos ocasionados.

Los vecinos no recibieron subsidios ni ofrecimientos de créditos blandos por lo ocurrido, aunque Lorenzo aclaró que "no está en la idea de la gente recibir dádivas".

El número de demandantes aún no está cerrado. Aunque a las asambleas asisten más de cien personas, estiman que serán muchas más.

Consecuencias. "Calculamos que la inundación afectó a unas treinta manzanas. Fue muy irregular. A algunos vecinos les entró un metro y medio de agua, a otros 60 centímetros, pero con un cálculo a grandes rasgos creemos que hay 1.200 familias damnificadas", dijo Lorenzo.

Los trámites serán individuales, pero se presentarán en forma colectiva tras la feria judicial. Lorenzo indicó que se debe designar formalmente a un grupo de abogados (del barrio) para que definan cuestiones legales de la demanda.

Del planteo participará, además, un ingeniero hidráulico que pedirá varias medidas dentro del proceso a fin de probar que la falta de obras incidió en el desastre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS