Edición Impresa

Vaciaron dos casas de Funes en ausencia de los dueños

Los ladrones aprovecharon las mínimas medidas de seguridad del lugar e ingresaron a las viviendas tras violentar aberturas de aluminio sin rejas.

Sábado 26 de Julio de 2014

En un lapso de cinco horas, el jueves a la tarde dos coquetas viviendas de un complejo habitacional de Funes fueron robadas en ausencia de sus moradores. Los ladrones aprovecharon las mínimas medidas de seguridad del lugar e ingresaron a las viviendas tras violentar aberturas de aluminio sin rejas. De una de las casas se llevaron un televisor Smart de 48 pulgadas que su dueño compró en cuotas para ver el último campeonato mundial de fúrbol. Y de la otra se llevaron dos televisores, de 32 y 40 pulgadas, una cámara digital, cuatro relojes y alrededor de 18 mil pesos.

"Hay que pensar que son bienes materiales. A mi me robaron un televisor Smart de 48 pulgadas que me compré a crédito para ver el mundial. Me faltan pagar ocho cuotas, pero por lo menos pude ver el mundial", dijo Lautaro, quien junto a su familia fue una de las víctimas del hecho. El muchacho alquila una de las propiedades del complejo Brisas I de Funes, donde vive junto a su esposa y una beba de diez meses. Ayer trataban de adaptarse a los nuevos tiempos de la misma forma que María y su pareja, quienes habitan en la casa ubicada enfrente. Fueron estos últimos quienes descubrieron que las viviendas habían sido robadas.

El complejo Brisas está ubicado en un terreno de casi media hectárea sobre calle Los Girasoles al 3200, a la altura del country Funes Hill Cadaques, a unos 1.500 metros del Liceo Aeronáutico. Son dos complejos vecinos compuesto por siete viviendas de dos plantas cada uno. Cuentan con un portón de apertura electrónica y el perímetro tiene un alambrado olímpico de 2 metros de altura. Es decir que cualquier parroquiano que pase por el lugar puede ver los movimientos de los que están en el interior del predio.

Cinco horas. Tanto Lautaro como María, quienes alquilan las viviendas que dan al frente del complejo, intentaron apuntalar la seguridad de sus viviendas con la presencia de perros. Lautaro tiene dos animales adoptados de la calle, bien guardianes; y María un sharpei de pocas pulgas. "El perro de ellos es malísimo. Mi mamá cada vez que la va a saludar, el perro le tira el tarascón. Y sin embargo, ninguno de los perros parece haber hecho nada (para molestar a los ladrones)", indicó la compañera de Lautaro sobre el sharpei de María.

El jueves Lautaro y los suyos salieron con el auto del complejo a las 13. Fueron los últimos en irse. Y entre esa hora y las 17.50, cuando María y su pareja llegaron el complejo quedó sin residentes. Es decir que hubo cinco horas de soledad en el lugar. Los ladrones tuvieron entonces el tiempo suficiente para "trabajar" con tranquilidad. Ingresaron forzando una puerta contigua al portón electrónico y pusieron manos a la obra.

En la casa de Lautaro levantaron la puerta balcón hasta sacarla de la guía y una vez adentro lo revolvieron todo. "Buscaban dinero. Nos dieron vuelta todo. Hasta el colchón de la cuna de la nena. La pareja que vivía en esta misma casa se fue hace un año porque les entraron de la misma manera y le robaron 30 mil pesos", recordó. En la vivienda de María forzaron con una barreta otra puerta balcón y una vez que ganaron el interior también pusieron la casa patas hacia arriba. Se llevaron dos televisores (un Led de 40 pulgadas y un LCD de 32), 18 mil pesos, una cámara digital y cuatro relojes. "La verdad es que parece que nada nos sale. Nosotros estamos construyendo nuestra casa en un country y la tormenta fuerte que hubo en abril, que acá en Funes fue terrible, nos tiró la construcción abajo", recordó María.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS