Edición Impresa

Uruguay dijo que le asiste la razón para ir a La Haya por la ex Botnia

Respondió así al anuncio argentino de volver al tribunal internacional tras la autorización a la papelera para que aumente su producción.

Miércoles 18 de Junio de 2014

El canciller uruguayo, Luis Almagro, dijo ayer que "si hay que ir a La Haya" a Uruguay lo "asiste derecho y razón suficiente" como para sostener "el mantenimiento de la planta (UPM, ex Botnia) en su lugar y este aumento de producción".

Ratificó así el aval del gobierno de José Mujica ratificó al incremento de producción de la pastera y respondió al anuncio del canciller argentino, Héctor Timerman, sobre la determinación argentina de acudir a tribunales internacionales.

"Mi paciencia es infinita pero los intereses de Uruguay tienen ciertas urgencias", indicó Almagro, y agregó: "Si hay que ir a La Haya, nosotros siempre dijimos que nos asiste derecho y razón suficiente como para contestar adecuadamente y como para sostener el mantenimiento de la planta en su lugar y este aumento de producción".

"Tenemos suficiente derecho en nuestras espaldas como para saber que hemos tomado las decisiones correctas", agregó.

El presidente uruguayo se refirió al conflicto lacónicamente: "Todo lo que teníamos para decir ya lo dijimos a través del comunicado (de Cancillería)". Incluso minimizó la situación: "Hay una enorme sintonía con el pueblo argentino, aunque a veces haya ingredientes contradictorios. Veremos cómo evolucionan las cosas".

Sobre el enuncio de Timerman de "rever" las relaciones diplomáticas entre ambos países, Almagro pidió que "se dé algo bastante obvio", como lo es "tener más comercio, no menos" o "tener cada vez mejor cooperación en términos de educación, ciencia y tecnología, y seguridad que menos".

Por otro lado, señaló que "todos sabían" que el objetivo final era permitir a UPM incrementar su producción en 1,3 millones de toneladas, y aseguró que "Uruguay nunca se movió del diálogo", sino que lo promueve.

Puertas abiertas. Por su parte, Timerman destacó que siempre se mantuvo "las puertas abiertas al diálogo", luego señaló: "Argentina ha publicado ya los datos de los científicos argentinos que están monitoreando la situación en el río Uruguay, demostrando que hay una contaminación importante".

Según el canciller, "se han agotado ya todas las posibilidades de seguir dialogando" entre ambos países para justificar, así, la determinación de acudir al tribunal de La Haya, y agregó: "Hace cuatro años estamos negociando con los uruguayos sin lograr un solo avance en ese sentido".

Para el funcionario nacional "es obvio que la situación de Botnia es contaminante", y "ya lo han demostrado todos los científicos". "El problema es político: cuál es la influencia de Botnia sobre la realidad uruguaya. Ahí está el problema", continuó.

En relación al conflicto, el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Javier Carrau, dijo que "lo fundamental no es entrar en una guerra comercial o medidas espejo de todo lo que ha hecho Argentina incumpliendo el Tratado de Asunción en forma permanente en los últimos años y buscar una salida diplomática".

A su vez, el presidente de la Unión de Exportadores de Uruguay, Alvaro Queijo, admitió que el desencuentro es visto "con preocupación", y que "hay que tener mucho cuidado porque" ya hubo y hay "situaciones con Argentina muy delicadas que han costado muchos puestos de trabajo".

Asambleístas. Por su parte, la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú se reunirá hoy para definir los pasos a seguir tras la nueva crisis, y anticipó que "seguro habrá una movilización para canalizar la bronca de la gente".

"Nos reuniremos mañana (por hoy) para evaluar las medidas que vamos a realizar. Pero seguro habrá alguna protesta, caravana o marcha para canalizar la bronca de la población de Gualeguaychú", sostuvo el asambleísta Oscar Bargas.

Esquizofrenia

El diputado del Frente Amplio uruguayo Víctor Semproni calificó ayer al canciller Héctor Timerman de “esquizofrénico”, que “debería estar internado en lugar de estar inventando conflictos”. Consultado por el diario El Observador, el legislador dijo que Timerman “es un tipo que busca conflictos por todos lados”, que “se agarra de reclamos inexistentes para armar situaciones conflictivas como la que terminaron de armar”. “Por eso me parece que debería estar internado. Es un armador de líos, especialista”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario