Edición Impresa

Uruguay controlará la venta legal de marihuana a través de códigos de barra

El gobierno de Uruguay anunció que la venta de marihuana se hará a través de bolsitas con la yerba que tendrán impreso un código de barras que permita rastrearla.

Domingo 04 de Mayo de 2014

El gobierno de Uruguay anunció que la venta de marihuana se hará a través de bolsitas con la yerba que tendrán impreso un código de barras que permita rastrearla. También convocará a empresas y a particulares que estén interesados en sembrar y cultivar la marihuana que venderá el Estado, y que otorgará entre dos y seis licencias para cultivar terrenos de entre una y dos hectáreas de extensión en total.
  Estas previsiones están contempladas en una reglamentación que se espera que sea firmada mañana por el presidente José Mujica y sus ministros, para que entre en vigencia el martes. “Tenemos claro que lo que venimos haciendo en materia de represión de drogas no da resultado”, dijo el presidente José Mujica el viernes. “No se puede intentar cambiar haciendo siempre lo mismo. Estamos intentando ensayar otro camino. Lo hacemos con la mayor honradez intelectual y esfuerzo. Yo no puedo garantizar los resultados, pero tampoco puedo aceptar ese mundo gris en el que no se puede hacer nada”.

   La reglamentación prevé un fuerte componente tecnológico para asegurar que sus normas se cumplan, como el impedir que la marihuana legal salga del país al poder rastrearla mediante un sistema de control basado en los registros moleculares de la yerba. “Cada bolsita, que tendrá un máximo de diez gramos de marihuana, contará con un código de barras y una identificación de radiofrecuencia”, dijo el segundo secretario de la Presidencia y vocero, Diego Cánepa. Este sistema de radiofrecuencia permitirá seguir cada bolsita vendida, dijo Cánepa.

   El Estado venderá cinco tipos diferentes de marihuana que tendrán un máximo de 15% de THC, la sustancia que le da el poder psicoactivo. La norma también busca que el precio de la marihuana legal compita con los precios que fijen expendedores ilegales al cobrar un canon, a modo de impuesto, que será variable para atender las posibles fluctuaciones que ocurran en el mercado negro. El precio de venta el gramo de marihuana estará fijado entre 0,8 y 0,9 dólares aproximadamente, dijo Cánepa.

   La venta de la yerba legal se realizará a través de una red de farmacias y los compradores deberán ser mayores de 18 años y tener residencia legal en Uruguay para evitar el llamado turismo cannabico. “Ninguna adicción es buena. Si el resultado de esta ley fuera la expansión del consumo de droga, entonces nos equivocamos y tenemos que poner la marcha atrás”, dijo Mujica.

¿Compra o cultivo? Para controlar el sistema, la reglamentación creó el Instituto de Regulación y Control del Cannabis, que entre sus funciones llevará los registros y patentes. Será presidido por Julio Calzada, actual titular de la Secretaría Nacional de Drogas. Según la norma, cada persona interesada deberá optar por un sistema para acceder a la marihuana: o la compra en farmacias, o el cultivo personal o la asociación en un club cannábico. No se puede participar de dos de estas vías de acceso en forma simultánea.

   Quienes compren marihuana estarán registrados y se identificarán en las farmacias a través de un sistema informático que los reconocerá mediante su huella dactilar. Eso les servirá conservar su anonimato ante el comerciante pero el gobierno tendrá sus datos e información.

   Estará prohibido fumar cannabis en el trabajo así como conducir bajo sus efectos. Se podrá prohibir la entrada a espectáculos deportivos a quienes se encuentren notoriamente bajo los efectos de la yerba.
  La ley fue aprobada por el Parlamento uruguayo el pasado diez de diciembre. Entonces, el vocero dijo que la marihuana se expendería en farmacias recién estará disponible a fines de noviembre o principio de diciembre. El presidente Mujica, no obstante, ha dicho que quizás haya que esperar hasta los primeros meses de 2015 para que la marihuana legal llegue a las farmacias.

   Cada persona interesada debe registrarse previamente y podrá comprar hasta un total de 40 gramos de marihuana por mes. La reglamentación precisa que no se podrá comprar más de 10 gramos a la semana. También se habilita la posibilidad del cultivo personal de cannabis de hasta seis plantas por hogar familiar y 480 gramos de cosecha anual. Otra opción será asociarse en clubes cannábicos que podrán tener entre 15 y 45 socios y 99 plantas en total. Algunos cultivadores reclamaban que fueran seis plantas por persona, lo que fue desestimado en la reglamentación divulgada.

   Mientras tanto, entre los consumidores de la droga y los militantes de organizaciones pro-legalización crece la expectativa sobre el éxito de esta reglamentación que se apresta a firmar mañana el gobierno uruguayo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario