Edición Impresa

Uno por uno, los cinco sitios en estudio para ser punto de llegada del tren a Retiro

El próximo 21 el ministro del Interior llegará a Rosario para definir dónde estará la estación del servicio que buscan reactivar en 2015.

Sábado 11 de Enero de 2014

El impulso que el gobierno nacional le imprimió a la concreción del tren Rosario-Buenos Aires abre nuevamente el debate en torno al lugar donde deberá ubicarse la estación a la que llegará en la ciudad el servicio de pasajeros. Con la puesta en marcha de los 11 tramos de recambio de vías y la adquisición en China de las flamantes formaciones, el próximo 21 autoridades del gobierno nacional, provincial y municipal analizarán en una misma mesa la opción más conveniente. LaCapital realizó una recorrida por cinco de ellas para relevar su estado actual.

Unas 10 mil toneladas de rieles destinadas a renovar 92 kilómetros del tendido férreo que une Rosario con Buenos Aires ya llegaron al puerto de la Capital Federal, por lo que el plan que impulsa el regreso del convoy de pasajeros sigue dando pasos firmes. La obra, que se ejecuta con los 11 tramos en simultáneo, está compuesta por una vía doble de 517,56 kilómetros y tiene un costo de unos 2.500 millones de pesos para el Estado, con un plazo de ejecución de 18 meses.

Con todas las licitaciones en marcha, Nación, provincia y municipio deberán darle la puntada final a la llegada de las nuevas formaciones de pasajeros a Rosario. Desde que en 2008 y 2009 se barajó la idea de un tren de alta velocidad para unir la ciudad con Retiro, especialistas e urbanistas comenzaron a volcar alternativas de su emplazamiento.

Se definieron 9 sitios posibles (estación Triángulo, Rosario Oeste, Ludueña, Cruce Alberdi, Patio Cadenas, Rosario Norte, Rosario Central, Puerto Rosario y Central Córdoba). Sin embargo, el próximo 21 se pondrá énfasis sobre cinco de ellas: Rosario Norte, Rosario Oeste, Central Córdoba, Patio Parada (Cruce Alberdi) y Apeadero Sur.

La última de ellas, ubicada en San Martín y Romero de Pineda, se circunscribe a un viejo alero de unos 60 metros de extensión en donde no existe la mínima infraestructura. La zona está próxima a la subcomisaría 20ª. Por allí, está señalizado el paso a nivel del Nuevo Central Argentino (NCA), concesionaria del lugar, en el marco de las nuevas obras de pavimentación de Batlle y Ordóñez.

Se había habilitado en diciembre de 1981 con el nombre de Juan Carlos Groenewold hasta los 90, cuando llegaron las privatizaciones menemistas y el tren dejó de parar allí. Los vecinos la habían repintado en 2005, pero desde entonces luce abandonada. Unas 24 vecinales de la zona proponen que la nueva estación del futuro tren Rosario-Retiro sea allí.

La segunda. El imponente edificio de 27 de Febrero y Buenos Aires es hoy un antigua postal de lo que fue la estación de trenes Central Córdoba. Inaugurada en 1891 y reconstruida en 1925, alberga una oficina del Belgrano Cargas, la sede Región II del Organo Nacional de Bienes del Estado (Onabe), la Cooperativa de Trabajo Ferroservicios y es, además, el refugio de perros de la calle. También un improvisado parking de autos que se estacionan sobre los andenes y aprovechan la sombra. Quedan algunos vestigios de lo que fueron las boleterías y las ventanillas de las oficinas postales.

La tercera. Muy cerca del cruce Alberdi, en Bordabhere 4280, NCA tiene su centro de operaciones en lo que se denomina Patio Parada. La concesionaria ferroviaria tiene allí su base central, pero no hay infraestructura montada para imaginar una estación de trenes de pasajeros. El lugar resulta amplio, pero sólo a los efectos del tráfico de formaciones de carga.

La cuarta. Sin duda la opción más cercana al centro es Rosario Norte. Ubicada en Avenida del Valle 2750 tiene hoy sus andenes "privatizados" por el servicio de pasajeros que explota Ferrocentral. Justamente, ayer el equipo de LaCapital no pudo ingresar a la antigua estación pese a que un nutrido grupo de personas aguardaba al rayo del sol poder ascender a la formación que iba a Tucumán.

Personal de seguridad hace las veces de boletero en un ingreso, mientras la gente debe hacer cola. Allí, en el edificio principal funciona la Secretaría de Cultura municipal y el Centro de Estudios Latinoamericanos.

El lugar suena como el "más apropiado" para establecer allí la estación del tren Rosario-Retiro. La idea es utilizar las vías del Ferrocarril Belgrano hacia Buenos Aires, pasando por Pergamino y Mercedes.

La quinta. En 9 de julio y Paraná asoma otro emblema de lo que fueron los Ferrocarriles del Estado. Un edificio tapialado y con los andenes copados por autos estacionados bajo un alerón de hormigón y fibrocemento. Allí funciona la vecinal La República y hay una punta de línea de la empresa de colectivos La Mixta. Nada más lejos de la actividad ferroviaria.

Entre estas cinco opciones se elegirá una para que el tren, que el gobierno nacional aspira esté en funcionamiento el año próximo, erija como base de operaciones en Rosario. Todo comenzará a definirse el próximo 21 de este mes, cuando el ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, ultime los detalles junto al gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS