Edición Impresa

Unasur enviará una comisión para promover el díalogo en Venezuela

Los cancilleres del bloque regional intentarán acercar a las partes en el cruento conflicto. La primera reunión comenzará en el mes de abril.

Jueves 13 de Marzo de 2014

Los cancilleres de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) acordaron crear una comisión que asesore y busque mecanismos para recuperar la convivencia pacífica en Venezuela, en medio de la violencia que sacude al país el último mes y que ayer dejó otros cuatro muertos más. El primer encuentro de la comisión deberá realizarse a más tardar la primera semana de abril, dijo en una declaración el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, luego de una reunión extraordinaria que se extendió por varias horas en Santiago. Los funcionarios se reunieron para escuchar al canciller venezolano, Elías Jaua, y buscar mecanismos para poder reducir las tensiones que han dejado 27 muertos y cientos de heridos por las protestas. "Nos sentimos plenamente satisfechos con la resolución. Nos sentimos acompañados en la batalla que está dando el pueblo venezolano por la democracia, por la paz", dijo Jaua a periodistas tras la reunión.

La comisión fue instaurada a petición del gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien acusa a la oposición de sembrar el caos para derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados en la región. El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, quien leyó la declaración conjunta, dijo que los funcionarios deseaban expresar la "preocupación ante cualquier amenaza a la independencia y soberanía de la República Bolivariana de Venezuela".

El encuentro de cancilleres se decidió tras fracasar el intento de Caracas de convocar a una reunión extraordinaria de jefes de Estado del organismo. Maduro rechazó recientemente cualquier mediación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y rompió relaciones con Panamá por solicitar una reunión de esa instancia para debatir la situación.

Polarización. Venezuela está fuertemente polarizada entre quienes defienden el legado socialista del fallecido presidente Hugo Chávez y los que dicen que él y su heredero, Maduro, despilfarraron la riqueza del país y hundieron su economía. La rica nación petrolera tiene una inflación del 56 por ciento anual, sufre escasez de productos básicos como la leche y padece alarmantes índices de violencia.

El canciller argentino Héctor Timerman destacó anoche la resolución tomada por los ministros de Relaciones Exteriores de la Unasur y sostuvo que "es una clara ratificación de los valores democráticos a partir del diálogo y el respeto a la institucionalidad" al referirse a la posición del bloque sobre la situación venezolana. Timerman agregó que el envío de esta comisión para apoyar el diálogo político amplio y constructivo fue solicitado por el gobierno de Maduro. Por último, señaló también que la decisión de los ministros marcó "la unidad en la diversidad" y enfatizó que "la Unasur fue clara en condenar la violencia y en defender los valores democráticos en cualquiera de las naciones que integran el bloque".

En tanto, las manifestaciones contra el gobierno en Venezuela recrudecieron ayer con choques contra las fuerzas de seguridad que sumaron cuatro muertes más a la peor ola de protestas en una década que ya dejó 27 fallecidos desde que se iniciaron las protestas antigubernamentales hace exactamente un mes. Miles de jóvenes intentaron marchar hasta el centro de Caracas para exigir se investiguen las denuncias de torturas de detenidos, pero la policía antimotines salió al cruce para evitar que se toparan con una marcha de seguidores del gobierno del presidente socialista Maduro. Con gases lacrimógenos y chorros de agua, policías armados intentaron dispersar a los manifestantes —mayormente estudiantes universitarios— que lanzaban piedras y cócteles molotov. Varios fueron heridos en la batalla campal, según testigos. Todas las víctimas se produjeron en el Estado de Carabobo (centro) como resultado de choques entre partidarios del presidente Nicolás Maduro y los opositores de su gobierno.

Maduro prometió que adoptará "medidas drásticas" contra quienes "están atacando la seguridad y la paz" del país exportador de petróleo. "Voy a tomar medidas drásticas contra estos sectores que están atacando la seguridad y la paz de Venezuela", dijo el mandatario tras informar que había convocado a una reunión especial del gabinete de seguridad. El mandatario hizo ese anuncio en la plaza Morelos, de Caracas, donde pronunció un discurso ante jóvenes chavistas.

Más víctimas. El epicentro de las protestas fue la urbanización La Isabelica, cercana a la ciudad de Valencia, capital de Carabobo. El primer fallecido fue un hombre de 42 años identificado como Guillermo Sánchez, quien recibió un disparo en el tórax, aparentemente cuando pintaba el frente de su vivienda. Horas después, el estudiante de 23 años Jesús Enrique Acosta recibió un disparo en la cabeza mientras presuntamente intentaba huir de un grupo de motociclistas simpatizantes del gobierno que rondaban la zona portando armas de fuego. El primo del fallecido, que se encontraba con la víctima durante los hechos, relató que Acosta recibió un disparo en la región occipital mientras huían de los motorizados, al tiempo que puntualizó que ambos se encontraban conversando en la zona sin tomar parte de las manifestaciones.

 Acusaciones mutuas. La tercera asesinada fue una niña de seis años cuyo nombre todavía se desconoce, pero que también habría caído de un disparo cerca de su colegio en La Isabelica. De igual manera, el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) Ramso Ernesto Bracho Bravo murió tras recibir varios disparos provenientes de presuntos manifestantes opositores en la localidad de Moñongo, también en Carabobo. El gobernador del Estado, el oficialista Francisco Ameliach, manifestó que Bracho fue asesinado por "delincuentes terroristas" mientras la GNB intentaba despejar una vía que había sido bloqueada por barricadas opositoras.

Maduro apareció a fin de la tarde durante una suerte de foro llamado "estudiantes chavistas por la paz", que tuvo lugar frente a la sede de la Defensoría de Pueblo, como una manera implícita de manifestar su apoyo hacia Ramírez.

Conciliación

EEUU expresó ayer su preferencia para que países vecinos ejerzan la influencia necesaria para que el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana alcancen una conciliación duradera, pero reconoció no tener certeza de que pueda ocurrir. "El mejor escenario ahora es que los esfuerzos de los países vecinos puedan propiciar el tipo de diálogo que permita avanzar", dijo el secretario de Estado, John Kerry, en el Congreso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS