Edición Impresa

Unas 760 familias de barrio Ludueña impulsan su propio plan de viviendas

Techo propio. Ocupan un asentamiento en Felipe Moré y las vías, y gestionan tierras ante la Nación para plasmar un proyecto de dúplex diseñados por ellos.  

Miércoles 08 de Mayo de 2013

Más de 760 familias del asentamiento que se levanta junto a las vías del ex ferrocarril Mitre, en barrio Ludueña, darán un paso hacia el postergado sueño de la vivienda digna. Los referentes de la mesa social del barrio se reunirán este viernes con autoridades de la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social para gestionar la cesión al municipio de terrenos que pertenecen al ferrocarril y al Ministerio de Transporte de la Nación. Son 103.445 metros cuadrados donde prevén levantar viviendas de dos y tres dormitorios de un plan habitacional diseñado por ellos mismos cuatro años atrás.

El encuentro será a las 10 en las oficinas de la Comisión de Tierras en Buenos Aires, donde los recibirá Guillermo Marzioni, representante del organismo que depende de la Jefatura de Gabinete de la Nación. Los vecinos ya se reunieron con el funcionario a mediados del año pasado para presentar el proyecto habitacional y el estudio de títulos, pero esta vez irán con el respaldo de los titulares del Servicio Público de la Vivienda municipal, Raúl Alvarez y María Inés Capón.

De concretarse la cesión, las tierras pasarían primero a la provincia y luego al municipio, para que finalmente el Concejo apruebe la urbanización del sector. Según un relevamiento realizado casa por casa por los mismos vecinos, en el asentamiento que se extiende a ambos lados de la vía del ex ferrocarril Mitre, entre Felipe Moré y Campbell, viven 763 familias en condiciones de hacinamiento, marginación, falta de obras y servicios básicos, acumulación de basura y el riesgo de vivir a un metro de la vía.

Dos décadas.Los proyectos de urbanizar el sector llevan más de veinte años con sucesivas iniciativas que no prosperaron, como el Plan Lote a fines de los 80 o el Plan Arraigo en los 90, que permitió entregar sólo algunas casas de la primera etapa. Por eso, para los vecinos, la gestión de las tierras que se pondrá en marcha el viernes es algo más que un primer paso. "Es más del 60 por ciento del objetivo", dicen los integrantes de la Mesa Social de Familias por la Vivienda Digna, el colectivo de instituciones que diseñó el proyecto y da pelea por plasmarlo.

La mesa está integrado por seis comunidades eclesiásticas del barrio (Caminando con María, Caacupé, Sagrada Familia, Luján, Ludueña Sur y Tupac Amaru) y la Fundación Igualar, que preside el ex concejal y dirigente del Movimiento Evita Fernando Rosúa. El último intento de concretar la urbanización había sido en 2011 a través de Sueños Compartidos, pero quedó sin efecto al disolverse el programa.

El año pasado los referentes presentaron a Marzioni el proyecto de urbanización y el estudio de títulos sobre las tierras que hoy ocupa el asentamiento y otras en desuso.

De ese informe surge que unos 30.290 metros cuadrados linderos a las vías pertenecen al Ministerio de Transporte de la Nación y otros 67.500 al ex ferrocarril Mitre, a lo que se suma una superficie de 5.655 metros cuadrados que también podrían aprovecharse.

El proyecto también fue presentado al secretario de Planeamiento municipal, Pablo Barese, con quien los vecinos se reunieron dos semanas atrás.

 

Cómo viven. "En el relevamiento surgió que las familias viven en condiciones de hacinamiento y hasta tres generaciones en una misma casilla, con muchos casos de embarazo adolescente. Este es un trabajo de años y que finalmente nos abran las puertas en la Nación y la Municipalidad nos parece muy importante", dijo Octavio González Villalobos, arquitecto, militante del Movimiento Evita y autor de los planos y el diseño del proyecto.

Según el profesional, una parte de las tierras requeridas fue concesionada a la empresa Nuevo Central Argentino. Por eso la intervención de la Comisión de Tierras es clave para desafectar esa concesión y ceder los terrenos. El plan consiste en aprovechar 366 lotes (al sur de la vía entre Felipe Moré y Tucumán, y al norte entre Teniente Agneta, Casilda y Campbell) para levantar allí 316 casas de tres dormitorios en planta baja, 316 de dos dormitorios en planta alta y 50 dúplex en las esquinas, lo que cubriría una superficie total de 34.716 metros cuadrados.

Polideportivo. A eso se suma la construcción un polideportivo con natatorio para integrar a todo el barrio ("los de adentro y afuera de la villa", dicen), en una manzana hoy desocupada entre Casilda, Teniente Agneta, Liniers y las vías. Una vez superado el trámite por las tierras quedaría por definir la gestión de fondos para la construcción, lo que podría combinar distintas estrategias. "Hay quienes vecinos que podrían construir ellos mismos y otros con posibilidades de acceso a créditos", explicó González .

"La de Ludueña es una historia de mucho trabajo social. Por eso es inmerecido que la gente todavía no haya conseguido su lote", opinó Ana María Cazzoli, integrante de la mesa que durante 30 años fue directora de la escuela Luisa Mora de Olguín. "La pobreza mata y no hay política social que alcance para acelerar el cambio de vida. Los chicos se avergüenzan de decir dónde viven. Ni siquiera tienen un domicilio: viven en la nada. ¿Qué contención y límites pueden dar las familias a los chicos sin una casa digna?", planteó Cazzoli, y destacó la perseverancia de los vecinos que, después de dos décadas, acarician una nueva ilusión.

Por la apertura de dos calles

Un planteo que el grupo de vecinos que vive en el asentamiento de Felipe Moré y las vías llevará hoy a la reunión del Observatorio de Seguridad Ciudadana, que se congregará en Ludueña, es la apertura de calle Campbell sobre las vías del Nuevo Central Argentino, y de calle Urquiza a la altura de las vías del Belgrano Cargas. Sólo resta la ejecución: las dos iniciativas fueron aprobadas en 2007 por la Comisión Nacional de Transporte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS