Edición Impresa

Una vez más, fuego sobre la Casa Blanca

Después de haber dirigido tanques de la industria del cine estadounidense como "Día de la independencia", "El día después de mañana" y "2012" (que recaudaron más de 3 mil millones de...

Jueves 05 de Septiembre de 2013

Después de haber dirigido tanques de la industria del cine estadounidense como "Día de la independencia", "El día después de mañana" y "2012" (que recaudaron más de 3 mil millones de dólares en las taquillas internacionales), Roland Emmerich vuelve a dirigir el nuevo proyecto de Sony Pictures: "El ataque", película que se estrena hoy en los cines de Rosario.

Esta nueva historia de acción de escala épica está protagonizada por la casa más reconocible del mundo (la Casa Blanca de Washington), la cual representa un territorio muy familiar para Emmerich. "Eso me hacía dudar; me cuestionaba, «¿Puedo trabajar con la Casa Blanca de nuevo?»", se preguntaba el director que se hizo famoso por los alienígenas que se tomaron dicha residencia en "El día de la independencia" e hizo estrellar el avión John F. Kennedy contra ella en "2012".

"Al fin decidí narrar esta historia porque tiene personajes fuertes y una narrativa distinta e inusual que combina la acción con factores de suspenso político de valor mundial".

En "El ataque", el policía del Capitolio John Cale (Channing Tatum) acaba de ser rechazado para su trabajo soñado como agente del Servicio Secreto para proteger al Presidente James Sawyer (Jamie Foxx). Pero como no quiere decepcionar a su hija con esta noticia, la lleva a un recorrido por la Casa Blanca y justo en ese momento un grupo paramilitar fuertemente armado asalta el lugar.

"En verdad es una historia global", comenta el productor Harald Kloser, que trabajó previamente con Emmerich como escritor y productor en "10,000 BC" y "2012", además de componer la música para dichas películas, así como para "El día después de mañana".

"Si alguien toma la Casa Blanca tendría acceso al arsenal más grande del mundo. Una invasión a la Casa Blanca ciertamente dispararía una crisis internacional de consecuencias inimaginables", sostiene Kloser.

"Obviamente a Roland le agrada jugar con los símbolos e íconos", afirma otro de los productores, Bradley J. Fischer. "Si observas el contenido de sus películas y narraciones son grandes eventos que se desarrollan en una escala mundial, pero también se tratan de derrumbar torres de marfil de una forma u otra. Así que, de acuerdo, destruyó la Casa Blanca antes, pero ésta nunca fue la pieza central de la película ni en la trama ni en los elementos subyacentes de la forma en que ocurre aquí".

centro de la historia. El protagonista de esta película es Cale, un ex militar y padre divorciado que trata de reequilibrar su vida sobre cimientos sólidos, en especial en lo concerniente a la relación con su hija. El papel es interpretado por Channing Tatum, quien explica que su personaje "ha intentado recomponer su vida durante años, desea recuperar lo que se quebró; pero no tiene las herramientas para volver a poner todo en su lugar".

John Cale no es un buen modelo o alguien a quien se le podría pedir un consejo, "pero cuando las cosas se ponen mal, es el hombre que necesitas pues superó grandes dificultades", asegura el director.

"Ese es el viaje del héroe en esta historia", dice Kloser. "Debe conquistar algo en el exterior: salvar al mundo, pero también algo en su interior. Y el aspecto íntimo es el problema emocional con su hija".

Como contraparte de Tatum, los realizadores cinematográficos incluyeron en el elenco a Jamie Foxx en el papel del presidente Sawyer. El productor Fischer afirma que contratar a Foxx fue fundamental para definir el tono de la película. "Queríamos hallar al actor adecuado para interpretar al presidente estadounidense, alguien que lo pudiera encarnar con cierto encanto. Buscamos un actor capaz de aportar la seriedad de la presidencia, pero también un elemento de comedia, no bromas exactamente, sino diversión, momentos ligeros que pudieran cortar la tensión. En cierto modo Cale y Sawyer son una pareja de colegas clásica", dice.

entender al enemigo. Por su parte, Jamie Foxx dice que el 46 presidente de Estados Unidos es un "hombre que haría cualquier cosa para proteger a Estados Unidos, pero también sabe que para proteger a Estados Unidos en estos días y esta época necesita entender a los enemigos. Si no tienes este entendimiento, o una forma de entablar un diálogo, siempre estarás en peligro y constantemente puede ocurrir algo drástico".

Emmerich explica que los guionistas pensaron en el personaje presidencial como un interesante contrapunto para Cale.

"Cuando eligen al presidente Sawyer él quiere hacer muchas cosas, pero cuando ocupa el puesto ve que no es tan fácil. Debe invertir una cantidad de tiempo excesiva en los aspectos políticos del trabajo", añade.

Así que mientras el objetivo de Cale es impresionar a su hija, el presidente desea hacer algo de genuina grandeza, algo verdaderamente presidencial, como lo que hizo Lincoln.

"Quiere ser recordado como un gran presidente. Y eso es parte de la diversión de la trama: tienes a un ex soldado que batalla intelectualmente con el comandante en jefe cuando quedan atrapados juntos a lo largo de la película", concluye el director.

JUNTOS, DINAMITA. Jamie Foxx y Channing Tatum, en una entrevista con el portal mexicano HoyCinema, cuentan que se conocieron en la primavera de 2012 y congeniaron tanto que un año después salieron de gira a presentar su primera película juntos. Así, desvelaron algunos de los secretos del rodaje y de la amistad que les une.

Foxx recuerda cuando se conocieron el año pasado y de que "hubo conexión entre nosotros" y sostiene que es "divertido cómo funciona Hollywood porque luego hemos tenido la oportunidad de trabajar juntos. Entonces uno mismo espera poder trasladar eso a su personaje. Nosotros dialogamos. Podemos estar en lados opuestos en una situación y ser capaces de escuchar al otro".

Al describir "El ataque", Tatum explica que, aunque sólo ha visto "los primeros 90 minutos de la versión del director, no la versión final, y es un montaje realmente bueno", que se trata de "una película de acción pero que reúne un suceso muy serio con entretenimiento".

En el último año Foxx pasó de ser un esclavo en "Django sin cadenas" a presidente de los Estados Unidos y Tatum de stripper en "Magic Mike" a salvar la vida del presidente norteamericano.

Para Tatum "más que el propio personaje y las historias que cuentan, lo que más quiero a la gente con las que las cuento. Al final de mi vida podré no recordar las películas sí me acordaré de la gente con la que he actuado y he pasado el tiempo", señala.

Para Foxx, pasar de la esclavitud a ser el hombre más importante de la tierra le dio la "oportunidad de enseñar a la gente ambos lados y luego interpretás un personaje dominante como Django y luego hacés otro tipo de personaje más vulnerable, fuera de su elemento" y coincide con Tatum en que quiere encarnar todo tipo de personajes de forma que, "cuando vea el trabajo en general pueda decir: "¡Era completamente diferente cuando era Magic Mike de ahora que está salvando el mundo" y lo mismo siendo Django y luego el presidente".

La inspiración del actor que dio vida, entre otros al famoso músico invidente Ray Charles, fue principalmente el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama aunque, aclara, "no es una caracterización de Obama. Sawyer tiene su propio ADN".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS