Edición Impresa

Una separación dolorosa

La Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe,entregó en su momento bajo el sistema de "guarda"

Domingo 21 de Enero de 2018

La Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe,entregó en su momento bajo el sistema de "guarda" a un matrimonio de la ciudad capital un bebé de aproximadamente un año para ser resguardado durante seis meses, según informaron Cristina Morla y Sergio Gigliotti, padres de hijos mayores, quienes se constituyeron en una "familia solidaria". Según la ley, la figura de familia solidaria no da derecho a adopción y el plazo de contención es de seis meses. Para acceder a la adopción hay que realizar una inscripción en el Registro Unico Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga). Pero transcurridos esos seis meses el bebé no les fue requerido y así pasó mayor tiempo; hasta que el jueves 18 la pareja debió entregar el niño a una familia de la ciudad santafesina de San Carlos. El matrimonio al que le fue entregado el niño que ya tiene a su hermanito de ocho meses, también cumple el rol de familia solidaria, aunque no queda claro si está registrada en el Ruaca para adoptar al pequeño. Cristina y Sergio contaron que, teniendo hijos, no pretendían adoptar a la criatura sino acogerla para brindarle protección y cariño durante el plazo legal de 180 días; pero que al haberse extendido el lapso de tenencia provisoria, el fuerte lazo afectivo creado los hizo pensar en la adopción. Ahora bien, al prolongarse el plazo que la ley ha fijado en seis meses, creo que es natural que haya nacido un vínculo recíproco, amoroso y profundo, propio de padres e hijo, que ante la separación sólo puede provocar un inmenso dolor, también recíproco. Dolor que tal vez impacte más en el nene, de quien Sergio Gigliotti dijo: "El chico nos adoptó y ahora, después de casi dos años de haberlo criado, debemos devolverlo como a una cosa". La Subsecretaría de Niñez informó que el tiempo de guarda puede prorrogarse, y que en este caso, la prórroga se debió a que no se hallaba a la madre biológica para comunicarle la situación de adoptabilidad. Todos los argumentos oficiales y razones legales parecen correctos, pero el hecho de separar definitivamente a un niño de quienes ya considera sus padres amándolos como tales, es tan desgarrador que la legislación nacional debiera contemplarlo para evitar que se repitan sucesos de esta triste naturaleza. Las secuelas de las situaciones angustiantes que sufren estas pequeñas personitas que apenas saben hablar, quedarán impresas para siempre en su psiquis, por lo que ya es hora de velar en serio por sus famosos derechos.

Edgardo Urraco


Carta de un argentino

Cuentan de los Tupi-guaraní que por épocas distintas líderes o chamanes tenían visiones que les indicaban el norte hacia una tierra sin mal. Los miembros de esas tribus desarmaban sus tiendas y se encaminaban detrás de ese sueño-utopía. Generalmente, esos rumbos no eran los más acertados y después de casi ser diezmados en caminatas extenuantes, sus sobrevivientes retornaban como podían a sus antiguas moradas. Décadas tras décadas, distintas generaciones de argentinos, conscientes o no, tendemos a emprender diferentes rumbos, creyendo que esta vez sí, esta vez es el camino correcto, casi todas las veces, no digo todas, para ser menos argentino, estos falsos delirios terminan como empezaron, mal. Seguir por generaciones, tropezando con la misma piedra, habla de quiénes somos, de nuestra devoción por lo mágico, por lo milagroso, por lo mesiánico, por lo religioso, por mezclar todo hasta convertirnos en parte de la solución y parte del problema. Sin memoria avanzamos en cosas que hicimos y fracasaron. Cuando en mi adolescencia escribí, hace 40 años, un cuento en el que describí a una familia que había alquilado un bar, a media cuadra de una casa de cambio y enfrente de un banco (tasa-dólar) para dedicarse al segundo deporte nacional, el primero es el fútbol, el segundo, la timba, jamás imaginé estar sentado acá relatando lo mismo. Habremos tocado fondo, o como supongo, vendrá algún otro "iluminado" a decirnos, otra vez, que se hizo todo mal y se robaron todo; y como siempre nos dividirán y encaminarán por medio de parlantes, que nos convenzan de seguir encaminando nuestras sufridas vidas en una eterna búsqueda de la tierra sin mal. O tal vez (acá me siento un boludo), buscar si es que los hay, algún consejo de ancianos sabios, argentinos o no, que nos digan qué colectivo hay que tomar para seguir y dejar de fabricarnos por medio del espejo en una magnánima fábrica de boludos al por mayor. He dicho.

Rubén Darío Fantini


Que gane San Lorenzo

A quienes justifican –alegando el cumplimiento de reglas protocolares– el descomedido e inexplicable saludo en inglés del Papa Francisco a sus compatriotas en su "paso de largo" rumbo a la República de Chile, les digo lo mucho que me extrañó ese argumento. Es bien sabido que el Santo Padre nunca fue muy apegado a los mandatos del protocolo. Sólo basta con recordar aquel 13 de abril de 2013 cuando una periodista le preguntó cuál era su primer deseo como Papa, a lo que respondió: "Que gane San Lorenzo".

DNI. 6.030.071


Paseo Pellegrini, una idea no exitosa

Con referencia a la nota del domingo 14 de enero, me pregunto ¿a quién quieren engañar con esa nota? ¿Es que nunca se acercan por la zona y ven la existencia de "trapitos"? Como vecina de avenida Pellegrini al 1200 (entre Entre Rios y Mitre) invito a algún concejal, a alguien del municipio, o a cualquier periodista a que intenten estacionar en esa cuadra a cualquier hora del día y confirmen que la experiencia piloto es un fracaso. Diariamente, al menos tres personas a partir de las 10 se establecen en la cuadra a tomar sus puestos, ninguna tiene pechera, por ende no están identificados, y "trabajan" en horario de estacionamiento medido. No existe ningún ente que controle esto, si no sería imposible que estén. Los vecinos estamos cansados de llamar al 911 y no obtener respuestas satisfactorias.

DNI 16.935.518


¿Para qué está el Congreso de la Nación?

Pareciera que nuestro país estuviera gobernado de una manera excelente. Digo esto al ver a través de casi todos los medios periodísticos que estamos en el paraíso. Sí, estamos como Adán y Eva, con la diferencia que este Ejecutivo realiza su mandato sin respetar la división de poderes: Esto, viendo que el Ejecutivo ha emitido 774 DNU, siendo el último de 22 capítulos, 192 artículos, que deroga 19 leyes y modifica 140. ¿Para qué está el Congreso? Indudablemente este gobierno plutocrático está avasallando el Estado de derecho y su tautología expresada en todos sus componentes es siempre mirando al anterior gobierno. ¿Cuándo haran un anuncio de una obra, ya sea hospital, escuela o vivienda? Lo único que anuncian son tarifazos, endeudamiento, incremento de la canasta familiar y, principalmente, la ayuda a los que más tienen. Todo esto es una realidad, y es el pueblo que con resignación tiene que soportar la contínua sangría de su salario. Este presidente tiene muy bien cubierta sus espaldas por una prensa claramente oficialista, ocultando las verdadera situación de mi querida Argentina.

DNI 6.072.916


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario