Edición Impresa

Una propuesta alternativa para que no aumente el boleto del transporte urbano

La última evaluación que realizó el Ente de la Movilidad de Rosario (EMR) arrojó un desfasaje de 80 centavos entre el costo del boleto y lo que abona el usuario.

Domingo 24 de Noviembre de 2013

Un estudio de financiamiento del sistema de Transporte Urbano de Pasajeros de Rosario (TUP), demostró que no es necesario afectar el bolsillo de los pasajeros para actualizar el costo del boleto. Sumando la coparticipación provincial y ampliando la que en la actualidad realiza el municipio, se reunirían nada menos que 142 millones de pesos. Una fortificante inyección de recursos con sustentabilidad en el tiempo y que parece sólo depender de la voluntad política de ponerlo en marcha.

   La última evaluación que realizó el Ente de la Movilidad de Rosario (EMR) arrojó un desfasaje de 80 centavos entre el costo del boleto y lo que abona el usuario. ¿Cómo saldar esa diferencia? Una solución convencional apuntaría al bolsillo del pasajero.

   “Nosotros la descartamos tanto por su impacto en los que menos tienen como por su contradicción porque desalienta el uso del transporte público”, dijo a La Capital el concejal Osvaldo Miatello (PJ). Y aseguró que hay otra salida.

   “Proponemos fortalecer el Fondo Compensador, que hoy está fuertemente devaluado, con aportes municipales y provinciales”, dijo el edil justicialista.

   ¿Qué debe hacer la Municipalidad? Destinar el subsidio directo de 67 millones que hoy sólo reciben las empresas Semtur y Mixta, al Fondo Compensador a fin de que gravite en el total del sistema. Este subsidio se financiaría con el 52 por ciento de lo que ingrese a las arcas públicas en concepto de impuesto a la patente con libre disponibilidad.

   Pero desde el Palacio de los Leones se puede hacer algo más, infiere Miatello. Se trata de la devolución del porcentaje que en el año 2002, aportaba el derecho registro e inspección (Drei). Por esta vía se podría obtener un aporte de 16 millones de pesos, que representan el 2,4 por ciento del total recaudado en ese concepto.

   Por su parte, la provincia debería coparticipar el 10 por ciento del impuesto a las patentes, lo que aportaría 29 millones al Fondo Compensador. Además del 5 por ciento del impuesto de sellos, en forma proporcional a los habitantes de Rosario; un movimiento llevaría otros 16 millones al sistema.

   También debería destinar la parte proporcional del llamado impuesto verde, que anunció la gobernación, que implica casi 13 millones de pesos.

   La suma de todos los ítems detallados ronda los 142 millones de pesos anuales. “Esto permitiría que no hubiera necesidad de aumentar el precio del boleto”, sintetizó Miatello. Y dijo que a estos dineros habría que sumar el aumento del porcentual de lo recaudado por derecho de acceso a espectáculos públicos que paga el casino, como propuso en su momento el concejal del ARI, Oscar Greppi.

   Según Miatello, en la actualidad, el TUP requiere unos 100 millones de pesos. El proyecto que impulsa, no sólo lo cubriría sino que dejaría un excedente que le permitiría mejorar las frecuencias que hoy están resentidas.

   “Se activaría un circuito virtuoso a favor de la eficacia del sistema ya que, un mejor transporte implica un aumento en el número de pasajeros”, argumentó. Y pidió que la reasignación de partidas propuesta debe concretarse en el marco de una nueva ordenanza que regule la conformación del Fondo Compensador, restituyendo al Concejo las facultades que “otrora cedió al Ejecutivo”.

   La propuesta de Miatello, que ingresó la semana pasada al Palacio Vasallo, fue bien recibida por la intendenta Mónica Fein. “Hay que dar una solución al problema, que no pasa exclusivamente por un aumento de la tarifa, sino que debe ir unido a una serie de medidas, muchas de ellas han sido propuestas por concejales opositores y nos parecen muy interesantes”, indicó la jefa comunal desde Italia.

Desfasaje. El transporte público de Rosario recibe de la Nación unos 300 millones de pesos por año, que entre distintos ítems representa unos 3,40 pesos de cada boleto que debería costar 6,80. Los subsidios nacionales, que están distribuidos en distintos ítems, se incrementaron de manera constante en los últimos años (500 por ciento de 2008 a 2012).

   Las cifras duplican a la evolución del Fondo Compensador (de incumbencia municipal) que sólo creció un 115 por ciento; es justamente su composición, la clave de la propuesta de Miatello.

   Para el edil, la provincia permanece ausente en el transporte local. “No participa de modo alguno en el entramado de subsidios que busca mejorar su financiación, evitando en lo posible, trasladar los costos a los bolsillos del pasajero”, argumentó.

   “Nos encontramos en una situación propicia para hacer efectiva una mayor participación municipal y demandar el compromiso de la provincia en el financiamiento del transporte rosarino, en momentos en que están en discusión los presupuestos de ambas jurisdicciones para 2014”, agregó el vicepresidente del EMR.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS