Edición Impresa

Una película para homenajear a la mejor tradición de Hollywood

"Dos armas letales", con Denzel Washington y Mark Wahlberg. El filme se estrena el jueves y evoca, según sus responsables, a clásicos de compañeros, a la comedia, al western y al policial.  

Martes 17 de Septiembre de 2013

Mark Wahlberg y Denzel Washington protagonizan "Dos armas letales", el filme basado en el cómic de de Steven Grant que se estrena el jueves en Rosario y que recorre una historia policial narrada con humor. Durante un año el agente de la agencia antidroga estadounidense (la DEA) Robert "Bobby" Trench (Washington) y el oficial de inteligencia de la Marina de los Estados Unidos, Marcus "Stig" Stigman (Wahlberg) se convierten a regañadientes en inseparables compañeros.

Desconociendo sus verdaderas identidades, son agentes infiltrados en una banda de narcotraficantes y ambos desconfían el uno del otro tanto como de los delincuentes que intentan detener. Se infiltran en un cartel mexicano para recuperar unos cuantos millones de dólares pero cuando la operación sale mal los respectivos superiores de Bobby y Stig les dan la espalda y niegan responsabilidades. Ahora, todos los que los rodean los quieren muertos o encarcelados, y la única persona con la que pueden contar es la que está a su lado.

Se unen a Washington y Wahlberg en el reparto la actriz Paula Patton, Bill Paxton, Fred Ward, James Marsden y Edward James Olmos, en tanto que Baltasar Kormákur vuelve a formar equipo con Wahlberg para dirigir este filme con guión de Blake Masters, responsable de la serie de televisión "Brotherhood" y basado en las novelas gráficas de Boom! Studios escritas por Grant.

Personajes de historieta. Los estudios Boom! publicaron el primer ejemplar de la miniserie de cinco entregas en 2008. El fundador de Boom! Studios, Ross Richie, explicó el origen del material. "Se trata de personajes machacados por el sistema. La historia se centra en agencias gubernamentales que persiguen sus propios fines independientemente de las consecuencias. Steven partió del familiar género negro y la clásica historia policíaca y la desmontó. También aportó mucha comedia y acción para hacerla entretenida", resumió.

La serie de novelas gráficas la escribió un hombre con un estilo muy curioso. "Me gusta escribir novelas policiales cómicas", admitió Grant, quien considera que "Dos armas letales" es una historia "anti-colega". "En realidad no creo en el bien y el mal. A mi modo de ver, las personas caminan sobre una línea, a veces se tropiezan a un lado o a otro, y se tambalean hacia atrás y hacia delante. Es una simple existencia natural. Concibo mi material no como un drama sino como una comedia de situación donde todos en la historia creen que saben lo que está ocurriendo pero en realidad nadie tiene ni idea".

En la primera fase del desarrollo del guión, Mark Wahlberg manifestó su interés en sumarse a "Dos armas letales". El actor describe lo que le atrajo del personaje: "La historia recuerda esas grandes películas «de compañeros» llenas de acción que siempre me han gustado. Stig es el tipo de persona que vive en base a sus impulsos. Unen fuerzas para asaltar un banco, porque es su trabajo pero ambos están jugando, ninguno de los dos se ha sincerado respecto a su identidad ni sus motivaciones. Aunque se está quedando con Bobby, y Bobby se está quedando con él por pura empatía, Stig sigue siendo sincero en sus sentimientos. Le gusta pasarla de maravilla pero si algo no le sienta bien, no tarda en irse al lado oscuro".

Equilibrio. Según avanzaba la redacción Wahlberg le iba enviado el guión al productor Randall Emmett, con quien colaboró en proyectos anteriores. Emmett se entusiasmó con la idea de colaborar y ayudar a financiar el proyecto protagonizado por su amigo de toda la vida. "El guión me resultó apasionante; un diálogo ajustado y un equilibrio delicado entre drama y comedia", resaltó el productor. "Al observar la evolución de la relación entre los dos personajes supe que sería la clase de película que gustaría a los espectadores", añadió.

Cuando llegó el momento de buscar director para "Dos armas letales", el equipo de producción coincidió con la valoración de Wahlberg cuando afirmó que el director con el que trabajó previamente, Baltasar Kormákur, encajaría bien con el material. De hecho, cuando Wahlberg le mostró a Kormákur el guión de Masters, el director supo que sería su próximo proyecto.

El director que llegó del frío. Este filme es una progresión natural para Kormákur, un actor y director aclamado por la crítica en su país natal de Islandia quien debutó en 2012 con su primera película de estudio estadounidense con "Contraband", protagonizada por Wahlberg y Kate Beckinsale.

Conocido por anclar la fuerza de una historia en el humor negro, el Wahlberg elogió el estilo de trabajo de Kormákur: "Balt proviene de esa escuela de directores guerrilleros. Jamás vuelve al trailer; al contrario siempre los podés ver en el set, moviendo cosas, haciendo algunos cambios, ganándoselo", afirmó.

Kormákur explica porqué accedió a este trabajo. "El guión desprendía un estilo western pero moderno, y sentí que era un género que podía manipular y estilizar para visualizar la historia. Los personajes son muy humanos. Nos gustan y seguimos su historia a pesar de que viven en un mundo del delito, un tanto exagerado aunque realista. «Dos armas letales» es una película en la que los personajes conducen la acción, y es un homenaje al western en la emoción y el alcance del paisaje".

Kormákur admitió abiertamente que le gustan los guiones de acción, pero no por el mero hecho de mostrar momentos cargados de adrenalina. "Me pregunto qué puedo aportar y si conecto con el material o simplemente será un día más de trabajo", explicó. "Me siento vinculado cuando veo que es material en el que me puedo volcar y ayudar a los actores; eso me moviliza", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS