Edición Impresa

Una patota asaltó a los pasajeros de un 115 y mandó a uno al hospital

En una saga que no se detiene, esta vez el asalto a un colectivo del transporte urbano terminó con un pasajero herido y trasladado al hospital. El blanco fue un 115 que un grupo de 15 pibes abordó el domingo...

Martes 23 de Septiembre de 2014

En una saga que no se detiene, esta vez el asalto a un colectivo del transporte urbano terminó con un pasajero herido y trasladado al hospital. El blanco fue un 115 que un grupo de 15 pibes abordó el domingo a la madrugada a la altura de la Terminal de Omnibus Mariano Moreno.

Pocas cuadras después, tras haberles robado al chofer y a todos los pasajeros, los delincuentes bajaron a golpes a un muchacho que había resistido el atraco y le aplicaron también varios cortes con un arma blanca.

El joven, de 21 años, debió ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde le diagnosticaron "traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento fugaz y heridas leves en el cuero cabelludo y la mano izquierda".

Por fortuna "se recuperó enseguida" y luego de permanecer unas horas en observación fue dado de alta.

 

Saga interminable. En su edición del 12 de septiembre último, LaCapital publicó una breve cronología de asaltos cometidos a bordo de unidades del transporte público, pero a la vez recordó que desde el gremio de los choferes, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), aseguran que se trata de episodios "diarios" y que en su mayoría no se denuncian a menos que los incidentes terminen con heridos.

La saga sumaba entonces 14 robos con armas (contando el que se reportaba ese mismo día). Hoy, con el hecho registrado el domingo último, de carácter sangriento, ya van 15.

Nada es lo que parece. Esta vez la línea asaltada fue la 115, cuando poco después de las 5 —según datos de prensa de Jefatura— el interno 31, conducido por Héctor Romero, de 30 años, levantó a un grupo de supuestos jóvenes pasajeros en la terminal de Santa Fe y Cafferata, jurisdicción de la comisaría 7ª.

De inmediato el grupo —integrado por unas 15 personas— mostró sus verdaderas intenciones y, con armas, asaltó a todo el pasaje, que fue entregando dinero y pertenencias.

El que se resistió fue otro joven, Joaquín García, de 21, quien desató toda la furia de los ladrones.

Así fue como lo bajaron del ómnibus entre varios a puro golpe y le aplicaron cortes con un arma blanca, para dejarlo tendido en el pavimento y después darse a la fuga.

Cuando llegó el móvil policial lo encontró todavía tendido en el piso, por lo que dio aviso al Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies), que trasladó al herido al Heca.

En ese centro asistencia ingresó con un "traumatismo de cráneo, producto de una contusión, con pérdida de conocimiento fugaz", detalló ayer el director del centro asistencial, Néstor Marchetti.

El herido también presentaba cortes leves en el cuero cabelludo y la mano izquierda.

Por suerte "se recuperó enseguida" y, tras permanecer algunas horas en observación, fue dado de alta el mismo domingo.

Así, los colectivos urbanos volvieron a ser epicentro de violencia y vandalismo. El objetivo son los pasajeros, a quienes les roban celulares y billeteras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario