Edición Impresa

"Una obra de ingeniería maléfica"

Lunes 27 de Abril de 2009

Atrás quedaron las promesas de una empresa comprometida con la responsabilidad social empresaria (RSE) , tal como anuncia en su página web la multinacional alemana Mahle, que adquirió hace dos años a la fábrica Dana Argentina y compró la rafaelina Edival, una de las líderes en producción de válvulas.

En esos términos se lamentó el ministro de Trabajo de Santa Fe, Carlos Rodríguez, quien recordó que "Mahle se presenta como una compañía con valores enraizado en la tradición de RSE y hace semejante barbaridad, sin haber pedido nada, sin hacer gestiones".

Para el funcionario este conflicto "no es representativo del resto", en cambio se trata de una "obra de ingeniería maléfica que se viene gestando desde hace mucho tiempo. Desde que se compraron los bienes de Dana ya pensaban en cerrarla", dijo.

La delegación local de Trabajo será hoy la sede del encuentro que a partir de las 10 mantendrán la empresa, el gremio y los representantes de la provincia y la Nación. Según confirmó Rodríguez, los representantes de la compañía comprometieron su presencia en el encuentro, aunque previamente solicitaron las garantías para poder asistir.

Para la provincia el dictado de la conciliación obligatoria opera como una herramienta para ganar tiempo en el marco del conflicto e impedir por todos los medios el cierre de la planta. "En este momento me concentro en evitar que ellos cierren", se sinceró Rodríguez.

Por su parte, Raúl Recchio, de la UOM Rosario, se mostró sorprendido por lo intempestivo de la medida. "Terminábamos de cerrar un acuerdo por dos meses para trabajar diez días y suspender otros diez y que los trabajadores cobren el 70 por ciento del salario y salieron con esto", dijo el dirigente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario