Edición Impresa

Una nueva Guerra Fría levanta temperatura con un héroe clásico

"Código Sombra: Jack Ryan", que se estrena hoy, retrata a un agente de la CIA que investiga los planes para generar un colapso similar a la Gran Depresión.

Jueves 23 de Enero de 2014

En "Código sombra: Jack Ryan", el emblemático héroe de la Guerra Fría que da nombre al filme consigue un reseteo en la pantalla grande y lo hace con un villano conocido: Rusia. El filme se estrena hoy y es una suerte de recreación de uno de los personajes más redituables de Hollywood creados por Tom Clancy que ya tuvo varias adaptaciones al cine (ver aparte).

En la era post 11 de septiembre, la Unión Soviética ya no existe y en su lugar las agencias de espionaje estadounidenses están rastreando los grupos militantes no estatales. Pero el director Kenneth Branagh dijo hace un tiempo que el rival de Ryan sigue siendo relevante.

"Se sentía como si hubiera habido un cambio alrededor, y los clásicos adversarios de la Guerra Fría, Estados Unidos y Rusia, habían hecho esto", dijo Branagh, quien también interpreta al villano principal de la película, el poderoso ruso Viktor Cherevin.

"Ahora, el nuevo poder financiero, el nuevo imperio es Rusia", añadió, "y las habitaciones del club con paneles de madera de Wall Street se sienten como si estuvieran conectados a un imperio antiguo que está ligado de alguna manera a los creadores de la economía estadounidense de finales del siglo XIX", afirmó.

La película, respaldada por Paramount Pictures, cuenta una nueva historia del origen de Ryan, el héroe de la CIA, interpretado por Chris Pine. Así es como ahora se reformula al agente como un asistente de finanzas que descubre lo que parece ser un complot de Rusia para introducir dos trillones de dólares en el mercado abierto en coordinación con un ataque terrorista en los Estados Unidos.

La conspiración es bendecida y planeada por Cherevin, cuya debilidad es el sexo y la bebida, y tiene por objeto crear una corrida bancaria en los Estados Unidos, sumiendo al país en una segunda Gran Depresión.

"Código Sombra" comienza en Londres el 11 de septiembre de 2001, el día del ataque a las Torres Gemelas de Nuevas York, donde un joven de 19 años de edad, Ryan, está completando su doctorado en la London School of Economics. Ryan abandona inmediatamente sus estudios cuando siente el llamado a alistarse en el ejército de Estados Unidos para la guerra en Afganistán.

"Me gustó mucho lo que David Koepp hizo con la historia al sacar a Ryan del contexto de la Guerra Fría, poniéndolo en una situación de amenaza creíble y actual, en la que este civilizado, modesto, y diría yo, caballeroso hombre con una mente brillante, se pone en riesgo", dijo Branagh, sobre el personaje que no se basa en una novela de Clancy sino en varios de sus personajes, incluido Ryan.

Ryan, que aparece en novelas de superventas como "La caza del Octubre Rojo" y "Peligro inminente" que se adaptaron para la pantalla grande, tuvo su servicio militar truncado por un accidente y más tarde es reclutado para la CIA por el agente William Harper, a cargo de Kevin Costner.

El futuro héroe se esfuerza por mantener su puesto de trabajo en la CIA en secreto y a salvo de su novia Cathy (Keira Knightley), pero sin darse cuenta pasa de ser un agente de seguimiento de transacciones financieras de Wall Street a convertirse en un agente luchando en una trama de varias capas pensadas por Cherevin y de las cuales él sospecha, pero no tiene manera de probar.

El personaje de Ryan está ahora en su quinta incursión en la pantalla grande. La última vez que estuvo en los cines fue en 2012, con "La suma de todos los miedos", con Ben Affleck como espía, y acerca de las armas nucleares en el mercado negro y una conspiración planeada por prominentes hombres del poder.

Pine, quien apuesta a volver a interpretar a su amado personaje Capitán Kirk, de William Shatner, en las nuevas películas de "Star Trek", dijo que se apoyó en el guión de su propio Ryan post 11 de septiembre para este trabajo.

"Jack es un héroe distinto, es muy inteligente, formado y consciente del mundo en el que vive. Yo quería un hombre muy cuestionador, que sintoniza con el mundo", dijo y añadió: "Pero lo que más me interesa de este personaje es sobre todo su dignidad y su decencia", afirmó. Y el miedo, como un indicio de un héroe que pierde conciencia de su vulnerabilidad. "El miedo era central; su experiencia en la guerra lo marcó; allí se lesionó, emocionalmente, psicológicamente y físicamente, entonces ¿cómo influye el trastorno de estrés post-traumático en alguien que vuelve a la lucha", se preguntó. Y este filme también intentará revelar ese aspecto de un héroe contemporáneo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS