Edición Impresa

Una multitud vibró con Soledad y Peteco en la fiesta de apertura

Más de diez mil personas llenaron las escalinatas y la explanada del Monumento en una noche a puro folclore, en la gala del Dakar.

Sábado 04 de Enero de 2014

Una multitud, que superó largamente las diez mil personas llenó anoche las escalinatas y la explanada del Monumento a la Bandera en la fiesta de apertura oficial del Dakar en Rosario. Familias enteras, rosarinos y muchos turistas vibraron con un gran show de Soledad Pastorutti y Peteco Carabajal que se pudo seguir también mediante pantallas gigantes.

En las escalinatas del Monumento antes de caer la tarde ya no cabía un alfiler. El Patio Cívico estaba desbordado de gente de todas las edades: había jóvenes, adultos, mayores y chicos. Cerca del escenario, desde temprano estaban los fanáticos de Pastorutti y Peteco.

Tanta gente había que quienes llegaban sobre la hora se fueron instalando sobre la bajada de calle Córdoba con sus reposeras y hasta la distancia, en el Pasaje Juramento.

Sobre avenida Belgrano otra multitud se fotografiaban con los vehículos de la competencia y sus pilotos en el Village del Dakar. Con cámaras de foto o celulares, rosarinos y extranjeros, todos querían su instantánea del evento.

Sobre el bajo ya estaban instaladas las gradas que recibirán a miles de espectadores hoy, cuando desde las 15 se produzca la largada oficial de la competencia. Y en cada rincón se puede ver el merchandising del rally con remeras, gorras, banderas y vinchas.

A metros del escenario, familiares de las víctimas de Salta 2141 levantaban sus pancartas con los rostros de quienes fallecieron el 6 de agosto por la explosión del edificio, y mostraban una bandera que generó el aplauso de todos, reclamando justicia y exigiendo que no haya impunidad.

La Sole irrumpió en el escenario apenas pasadas las 20.30. Toda de negro, sonriente, con su carisma intacto, se ganó la primera ovación de la noche.

Su repertorio comenzó con "La viajera", precedido por el sonido de tambores. "De celeste y blanco tengo el corazón. Yo soy parte de esta tierra", cantó emocionada Pastorutti en su tierra santafesina natal.

La noche acompañaba. Las banderas argentinas y del Dakar flameaban con el viento fresco y la puesta en escena de la Sole se llevaba todos los aplausos.

Luego llegó el turno de Peteco Carabajal. La multitud festejó cada una de sus canciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS