Edición Impresa

Una mujer y su hijo, víctimas de una nueva entradera

Una mujer y su hijo adolescente fueron víctimas la mañana de ayer de una nueva entradera, delito del cual según el fiscal Nicolás Foppiani se produce al menos uno por día en la ciudad. El hecho ocurrió a las 7.30 en Cerrito al 1800, a tan sólo...

Jueves 14 de Agosto de 2014

Una mujer y su hijo adolescente fueron víctimas la mañana de ayer de una nueva entradera, delito del cual según el fiscal Nicolás Foppiani se produce al menos uno por día en la ciudad. El hecho ocurrió a las 7.30 en Cerrito al 1800, a tan sólo 100 metros de la comisaría 5ª, y los ladrones se llevaron el auto de la familia asaltada, unos 4.500 pesos y algunas joyas.

De acuerdo a lo relatado por Patricia Y., de 51 años, todo empezó a las 7.30 de ayer cuando su hijo Matías, de 17 años, "abrió el portón de casa, que es el único acceso que tenemos para sacar la chata que dejó estacionada. Yo me iba a trabajar y él a la escuela, pero cuando había sacado su bicicleta y se aprestaba a cerrar la última hoja del portón del garaje le aparecieron dos tipos de atrás que lo amenazaron y lo obligaron a ingresar dejando todo abierto para que entren otros dos ladrones".

En ese momento empezaron dos horas de terror para Patricia y su hijo. "Me llevaron a la pieza y me ataron, me golpearon y me dijeron que era una batida. Les dije que no tenía nada, que hacía dos años había muerto mi esposo y que vivíamos al día. Pero como estaban muy violentos les dije que en la agenda tenía 3 mil pesos que eran para pagar la cuota de un departamento, porque aquí alquilamos, y fue lo primero que agarraron. Menos mal que tenía eso para darles".

Mientras tanto, a su hijo lo tenían encerrado y maniatado en otra habitación. "A mí me decían que le estaban pegando mucho para que diga donde estaba la plata y a él le decían que a mi me estaban haciendo de todo para que hablara. Matías le terminó dando los 1.500 pesos que tenía para pagar la cuota de su viaje de 5º a Bariloche y además agarraron algunos anillos y cadenitas de oro que yo tenía. Además prepararon el televisor para cargar en la chata pero parece que no les entró y al final lo abandonaron".

Finalmente, la mujer contó que "los ladrones hicieron una verdadera mudanza en la chata (una Ford EcoSport gris patente IWZ611)que se llevaron con la plata, una notebook, un Blackberry y algunas joyas". El hecho fue denunciado en la seccional 5ª, ubicada a la vuelta de la casa de las víctimas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario