Edición Impresa

Una mujer se quedó con la banca que se disputaban dos sectores del PJ

Mariana Robustelli juró ayer a la tarde ante el presidente de la Cámara de Diputados santafesina, Luis Rubeo, "por los treinta mil compañeros desaparecidos, por mis compañeros Maxi y Darío...

Viernes 16 de Agosto de 2013

Mariana Robustelli juró ayer a la tarde ante el presidente de la Cámara de Diputados santafesina, Luis Rubeo, "por los treinta mil compañeros desaparecidos, por mis compañeros Maxi y Darío y la memoria de Néstor Kirchner". Así se convirtió en la integrante número 50 de ese cuerpo parlamentario, en reemplazo de la fallecida legisladora Silvia De Césaris.

"Se ha sentado un precedente en la Legislatura santafesina, donde hemos hecho respetar la ley de cupo. Hoy (por ayer) quedó claramente establecido que la ley establece un piso y no un techo, y que la representación de la mujer en los cuerpos colegiados no es solamente la formalidad de la presentación de una lista", le dijo anoche Rubeo a LaCapital.

Luego de casi dos horas de áspero debate, la joven dirigente del Movimiento Evita relegó las aspiraciones del bielsista Julio López, el otro candidato que terciaba en la pulseada, con condimentos jurídicos y políticos, originada hace un mes tras el fallecimiento de la ex dirigente del gremio UPCN.

El plenario de la Cámara baja dejó zanjada la cuestión al aprobar por 19 votos el dictamen elaborado por la mayoría en el seno de la comisión de Asuntos Constitucionales que avalaba el pliego de Robustelli, contra 5 que obtuvo el despacho de minoría suscripto por el radical Santiago Mascheroni y al que adhirieron los legisladores afines a María Eugenia Bielsa. Hubo 9 abstenciones y 18 ausencias. Todas las posiciones expuestas en el recinto atravesaron la diáspora de bancadas oficialistas y opositoras, que votaron divididas tanto por la aplicación del cupo femenino (tesis inclinó la balanza a favor de Robustelli), como por la determinación lisa y llana del corrimiento de candidatos, que le daba el escaño vacante a López.

Ser o no ser.Exultante, alentada desde las barras por un puñado de militantes kirchneristas y ataviada con un buzo blanco con una leyenda de Evita en la espalda ("El peronismo será revolucionario o no será nada", Mariana Robustelli tuvo su debut como diputada con los cronistas acreditados en el Parlamento. "Mi juramento se ajusta a derecho porque este es un cuerpo soberano y, por lo tanto, tiene decisión sobre los miembros que lo componen. Hoy (por ayer) esta Legislatura de manera inédita cumplió con el cupo femenino y los tratados de jerarquía constitucional que tiene nuestra Carta Magna", fundamentó la legisladora, quien, además, desestimó que "se haya colado la interna del PJ" en la decisión del cuerpo legislativo, como lo sostuvo su contrincante derrotado ayer: Julio López.

Robustelli apeló tanto a fundamentos jurídicos como políticos: "Nosotros siempre dijimos que tanto la ley de cupo femenino como la ley de corrimiento (de las listas) tienen la misma jerarquía jurídica. Por lo tanto, estamos dentro de la legalidad y respetando la voluntad popular". Reconoció que "López tiene todo su derecho de ir a la Justicia y reclamar por lo que considere justo. Esto para nosotros nunca fue una disputa dentro del peronismo sino que tiene que ver con reivindicar que las mujeres puedan acceder realmente a los órganos de decisión política".

López, quien siguió la sesión desde el bloque del bielsismo, calificó de "decisión fraudulenta" la votación de los diputados provinciales y dejó entrever que acudirá a la Justicia. "Me siento vulnerado en mis derechos, y a partir de esto lo charlaré con mis amigos para tomar una decisión". "Voy a pasar a la historia como el primer diputado que no fue, y todo por pertenecer al bloque de Bielsa", comentó en rueda de prensa.

Transversalidad.Lo cierto es que los 19 votos a favor de Robustelli no sólo provinieron de los diputados del redil kirchnerista (Busatto, Reutemann, Picardi, Rico, Toniolli, Urruty, Damiani, Coteluzzi, Tessa), sino que la novel legisladora cosechó adhesiones en el oficialista Frente Progresista (Di Pollina, Inés Bertero, Gutiérrez), el PRO (Vucasovich, Angelini) la bancada del 100 por ciento Santafesino (Aeberhardt, Khalow, Vega), de la Coalición Cívica (Bermúdez y Susana García).

Los cinco votos cosechados por el dictamen de minoría fueron los de Mascheroni y de los bielsistas Di Bert, Daniele, Abello y Panella. Finalmente, se abstuvieron los diputados frentistas Boscarol, Puyaro, Martino, Dadomo, Tessio, Millet, Blanco y Benas y el Peronista Federal Acuña.

Estricta justicia.Luego de presidir la sesión, ya más relajado en la intimidad de su despacho, Rubeo completó su reflexión sobre la jornada vivida ayer: "Quince mujeres en cincuenta legisladores no representaba el tercio que marca la ley y, además, dentro de los diputados del Frente para la Victoria hubieran quedado ocho de veintiocho, y eso también va contra la ley de cupo y la inserción de la mujer. Hemos establecido estricta justicia con el ingreso de Mariana Robustelli a esta Cámara", sentenció el titular de Diputados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS