Edición Impresa

Una médica denunció que por una enfermedad no obtuvo el Procrear

La pediatra Marina Basso nunca imaginó que además de luchar para superar el cáncer renal que padece desde hace un tiempo tendría que enfrentarse a un acto de “injusticia” contra su dignidad.

Sábado 19 de Julio de 2014

Una médica de Venado Tuerto asegura haber sido discriminada por su enfermedad para acceder al programa de créditos Procrear, instrumentado por el gobierno nacional para la construcción, ampliación, terminación y refacción de viviendas. La pediatra Marina Basso nunca imaginó que además de luchar para superar el cáncer renal que padece desde hace un tiempo tendría que enfrentarse a un acto de “injusticia” contra su dignidad.

   Así lo sintió al enterarse de que el préstamo hipotecario para concretar el sueño de su casa propia no podía ser otorgado a su nombre debido al “riesgo” que supuestamente implica su problema de salud. La cruda e inesperada noticia fue comunicada telefónicamente a su esposo, Mauro Gaetano, quien es médico cirujano, por una agente de la sucursal local del Banco Hipotecario, donde el matrimonio inició los trámites para acceder al crédito tras salir sorteado en agosto del año pasado.

    Tan sorprendida como indignada, la mujer no sólo hizo público lo sucedido a través de medios locales, sino que tomó la decisión de intimar a la entidad bancaria a que exprese por escrito la cuestionada resolución, lo que aún no ocurrió.
  
“Discriminatorio”. La médica, quien trabaja desde hace diez años en los centros de salud del municipio pero está con licencia debido a su enfermedad desde octubre de 2012, manifestó ayer a La Capital su “indignación” por episodio al que calificó como “discriminatorio”.

   La mujer aseguró que el intendente de Venado, José Luis Freyre, al tomar conocimiento del suceso y luego de ponerse en contacto con la Ansés, se comunicó con ella para anticiparle que su caso sería revisado, aunque hasta ayer la familia no había recibido ninguna novedad en tal sentido por parte del organismo ni del Hipotecario.
  
Una llamada. La historia comenzó el martes de esta semana cuando el marido de la pediatra fue llamado de la sucursal bancaria para informarle sobre la inviabilidad de que el préstamo salga a nombre de su esposa debido a evaluaciones realizadas por el área relacionada con el seguro del riesgo de salud.

   La mujer había presentado la certificación médica de su enfermedad al iniciar los trámites, pero nunca pensó que su esto terminaría siendo impedimento para ser la titular del préstamo, aunque teniendo la chance de ser otorgado a nombre de su esposo. “Es indignante no poder sacar un préstamo hipotecario a mi nombre por estar enferma”, dijo Basso. Y en esa línea justificó su denuncia pública “para que nadie más tenga que pasar por esta situación tan injusta como dolorosa”.

   “Esta no es una pelea por la plata sino por la dignidad”, aseguró la médica para luego revelar que la decisión del banco la afectó al punto que tuvo una recaída que le llevó un par de días en cama hasta recuperarse. “A los pacientes oncológicos cualquier situación de estrés le afecta el sistema inmune”, explicó Basso para luego aclarar que “ya retomé las fuerzas para salir a luchar por lo que corresponde”.

   Basso descartó terminantemente la posibilidad de que la decisión de la entidad haya sido producto de un error, y recordó que cuando se dirigieron hace un tiempo al Hipotecario local para iniciar los trámites y presentar la carpeta correspondiente le pidieron una declaración jurada sobre su salud y posteriormente se enteró de la negativa de la entidad financiera de otorgarle el crédito a su nombre por padecer cáncer.

   La pareja de profesionales tiene dos pequeños hijos de 3 y 6 años con quienes viven en una casa alquilada y, pese a los avatares del destino, comparten el sueño de tener algún día su vivienda propia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS