Edición Impresa

Una marea humana huye de Siria hacia Turquía del avance del Estado Islámico

Ayer ya eran más de 130.000 civiles, y seguían llegando. Los yihadistas asedian una gran ciudad kurda. Harían una matanza si la capturan.

Martes 23 de Septiembre de 2014

Ya son más de 130.000 los sirios, casi todos kurdos, que han llegado en los últimos días a Turquía huyendo de la ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico. Este sigue asediando la ciudad kurda de Ain al Arab, en el norte del país. La oposición siria reclama a EEUU que lance ataques aéreos en la zona contra el EI, cosa que hasta ahora no se verificó.

La llegada de decenas de miles de kurdos sirios a Turquía siguió ayer por tercer día consecutivo. El éxodo es la consecuencia del avance de los terroristas del EI, que tomaron al menos 64 pueblos en la región de Ain Al Arab (Kobane, en kurdo) desde la semana pasada. Los yihadistas quieren tomar esa ciudad, la tercera ciudad kurda más importante de Siria, para tener el control total de una vasta franja de terreno en la frontera sirio-turca.

Pero su rápido avance en los últimos días fue frenado ayer por los combatientes kurdos, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). Este es una ONG siria que ha ganado prestigio con sus informes sobre la guerra civil en Siria. El EI está ahora a unos diez kilómetros al este y al oeste de Ain al Arab, y a unos 20 kilómetros al sur, con lo que la ciudad está "totalmente asediada", según el Observatorio. Según el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, el número de sirios que han llegado a Turquía "supera los 130.000". La agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) confirmó esta cifra y dijo que los refugiados llegaron al país por nueve puestos fronterizos y están ahora en varias ciudades del sureste de Turquía.

Turquía, que tiene 900 kilómetros de frontera con Siria, ha acogido a más de 1,5 millones de sirios desde que empezó el conflicto en ese país hace tres años y medio. Antes de la ofensiva del EI, la ciudad de Ain al Arab había estado relativamente alejada del conflicto y allí se habían refugiado allí más de 200.000 personas. Esto hace doblemente grave el asedio de la ciudad por los yihadistas.

Los opositores sirios no alineados con el EI —que combate tanto a los rebeldes como al ejército sirio— y los líderes kurdos piden a la coalición internacional dirigida por Estados Unidos que lance un ataque aéreo en el sector, aunque por ahora este pedido no se concretó. Esta medida significaría que EEUU amplía su ofensiva aérea de Irak a Siria, a cuyo régimen considera un enemigo. Atacando allí al EI, estaría ayudando al régimen sirio de Bashar Assad, anque el bombardeo esté dirigido a ayudar a los kurdos. La oposición siria en el exilio advierte además de la limpieza étnica en la región que realiza el EI. Esto explica la masividad del éxodo kurdo. Según Sahab Basravi, uno de los miles de refugiados, en los mezquitas los imanes advierten a la población que los yihadistas "pueden matar a todos los kurdos de entre 7 y 77 años. Hicimos las valijas y dejamos la ciudad inmediatamente", relató. Hay al menos 800 civiles kurdos sirios desaparecidos, y se teme que hayan sido ejecutados por el EI. En los combates entre el EI y los milicianos kurdos han muerto al menos 60 yihadistas y 30 kurdos.

A su vez, en la localidad turca de Suruç, a pocos kilómetros de la frontera, se han visto enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes kurdos, que protestan porque no los dejan pasar a Siria para luchar junto a sus compatriotas,.

A matar "infieles". En un mensaje publicado en varias lenguas, el Estado Islámico hizo un llamamiento al asesinato de los ciudadanos de los países que participan en la coalición en su contra."Si puedes asesinar a un infiel estadounidense o europeo, incluyendo a los ciudadanos de los países que participan en la coalición contra el Estado Islámico, confía en Alá y matalo", dijo en un mensaje un portavoz del EI, Abu Mohamed al Adnani, amenazando en particular a estadounidenses y franceses.

"Nada hará retroceder al gobierno en su determinación" para luchar contra el EI, replicó el primer ministro francés Manuel Valls. Francia es hasta ahora el único país junto a Estados Unidos en haber bombardeado posiciones del EI en Irak. Hervé Gourdel, un guía de montaña, fue raptado en Argelia por un grupo local afiliado a Estado Islámico. Amenazan con ejecutarlo en 24 horas si Francia no deja de bombardear Irak.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario