Edición Impresa

"Una manguera que no está pinchada es porque no se usa"

Marcos Escajadillo, director de Protección Civil de la provincia, salió al cruce de cuestionamientos e interrogantes sobre el estado de algunos elementos de trabajo de los bomberos.  

Domingo 01 de Septiembre de 2013

El director de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo, salió al cruce de cuestionamientos e interrogantes respecto de las condiciones de trabajo de los cuerpos de Bomberos Zapadores y Voluntarios de Rosario. "Que nos faltan elementos, seguro, aunque hay que considerar la continua dinámica que tiene la emergencia, porque ninguna es igual a otra", explicó. Es más, a la hora de explicar algunas deficiencias en los elementos de trabajo disparó: "Una manguera que no está pinchada es porque nunca se utilizó".

En ese sentido, el funcionario aseguró que "hay una decisión, que no es de ahora, de dotar tanto a Zapadores como Voluntarios de equipos para afrontar las hipótesis de riesgo que cada ciudad o localidad tiene".

Centrándose en lo realizado recientemente en Salta al 2100, escenario de la peor catástrofe de la historia de la ciudad, Escajadillo desestimó fallas en la escalera de una de las autobombas de Zapadores, poco después de ocurrida la devastadora explosión por un escape de gas.

"Se trabajó con esa escalera en el ascenso y descenso de personas en los dos cuerpos del edificio que quedaron en pie. Eso quedó documentado y el trabajo se realizó durante varios días", señaló.

Acerca del estado de las tomas de agua para incendios de la ciudad, Escajadillo puntualizó: "Estamos revisando ese protocolo para que no vuelvan a ocurrir inconvenientes. A través de cubas de Defensa Civil municipal y de Aguas Santafesinas SA (Assa), y en forma concurrente y simultánea, buscaremos acompañar a los bomberos en caso de ser necesario".

En recientes siniestros registrados en Rosario se complicó el uso de las tomas callejeras por estar tapadas o sin presión de agua. Por eso, bomberos y vecinos recurrieron a baldes para complementar los trabajos de extinción del fuego. Un hecho que detonó un pedido de informe en el Concejo por parte de ediles del Frente para la Victoria (FpV).

"Aceptamos críticas y sugerencias. Una manguera que no está pinchada es porque nunca se utilizó. La actual dinámica de trabajo frente a las emergencias implica un deterioro y, seguramente, hay cosas por perfeccionar", argumentó el funcionario.

Manejo de fondos.Respecto de Voluntarios, Escajadillo advirtió que "el problema no es la plata sino un manejo no adecuado de sus capacidades económicas".

"Por eso hubo una reciente renovación de la comisión directiva. Y existe el acompañamiento de la provincia, un trabajo articulado que hasta contempla la evaluación de su ubicación, en el marco de un diseño que incluye el crecimiento urbano y la búsqueda de un grado de operatividad superior", resumió.

Asimismo, recordó que la provincia abona seguros para bomberos y móviles y otorga obra social para el personal (y su familia) que no la tenga.

El funcionario fue más allá y detalló que este año entregará 90 mil pesos a cada asociación.

Sobre Zapadores, Escajadillo contó que la semana pasada egresaron 60 efectivos.

"Estábamos en plena capacitación cuando ocurrió la explosión de Salta 2141. Algunos aspirantes ya habían salido del Instituto de Seguridad Pública (Isep), sólo restaba su nombramiento por decreto, pero igual fueron al lugar del hecho y, si bien no estuvieron en la primera línea de trabajo, brindaron asistencia", concluyó el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS