Edición Impresa

Una mala decisión, clave en el resultado

El juez Diego Ceballos debió lidiar con varias acciones controvertidas y cometió errores determinantes.

Lunes 02 de Septiembre de 2013

Central llevaba una racha curiosa con el juez. Es que nunca en la historia lo había dirigido uno con diez triunfos consecutivos. Ese fue Diego Ceballos, pero ayer en Santa Fe se terminó lo que se daba. Y con situaciones polémicas incluidas, sobre todo en el penal que decidió la contienda a favor de Colón, donde se dejó llevar por el supremo esfuerzo de Facundo Curuchet.

Encina entregó mal la pelota atrás, la dejó corta y se le llevó Curuchet en su campo, antes del círculo central. Ahí el delantero encaró hacia Caranta, pero con la oposición de Ferrari y Ledesma. Sin embargo, amagó a irse hacia su derecha y se filtró entre los dos. Ahí el ex Lanús intentó tomarlo de la camiseta, bastante antes de entrar al área pero no lo mantuvo. Y cuando el jugador sabalero parecía agotado en su enorme esfuerzo, se dejó caer en el forcejeo y Ceballos marcó el penal que Caranta le atajó a Ramírez, pero que Tito corrigió en el rebote.

La primera polémica, al menos para los futbolistas de Colón, fue el penal que Abreu transformó en el empate. Pero no hubo dudas. Montoya salió con sus piernas extendidas en el aire sobre Lagos, que recibió el pase de cabeza de Niell, y lo tumbó. Poco después, Ceballos exageró en la roja a Urribari. Si bien le cometió una falta importante a Carrizo en campo canalla, con una amarilla estaba bien. Y en el final, con Prediger amonestado, cobró un codazo a Domínguez pero no le mostró la roja.

La decisión del penal a Curuchet fue clave en el resultado y perjudicó a Central. Mirando más allá, quedó claro que no se puede justificar en el árbitro luego de una actuación floja.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario