Edición Impresa

Una intensa tormenta azotó Rosario y parte de la provincia con importantes anegamientos

El agua tapó calles e ingresó en algunas casas del norte y noroeste rosarino. Setenta y seis personas fueron evacuadas. La situación más complicada se dio en Córdoba.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

Una intensa tormenta azotó Rosario y gran parte de la provincia. En la ciudad cayeron más de 120 milímetros, la mayor parte entre las 4 y las 6 de la mañana. El agua tapó calles e ingresó a algunas casas en el norte y noroeste rosarino. Por esa razón fueron evacuadas 76 personas a un albergue municipal. Además, hubo un desmoronamiento de tierra en Costa Alta, varios choques en el tránsito y una situación de tensión por toma de viviendas en Zona Cero. En la región las lluvias fueron más intensas y hubo cortes de ruta por los anegamientos. A nivel nacional la situación más complicada se dio en Córdoba donde un remisero continúa desaparecido.

   El anunciado fenómeno, que el Servicio Meteorológico venía advirtiendo desde el lunes, se concretó en la madrugada de ayer. Las autoridades reconocieron que los avisos previos sirvieron para potenciar las tareas preventivas y concientizar a la población sobre los cuidados a adoptar.

   En Rosario, desde la mañana del jueves hasta el mediodía de ayer cayeron 120 milímetros de agua. Sin embargo el fenómeno se concrentró entre las 2.30 y las 4, aproximadamente, cuando cayó la mitad del registro total. Y se produjeron ráfagas de viento de hasta 50 kilómetros por hora.

   La intendenta Mónica Fein monitoreó el estado general de la ciudad junto al titular de Defensa Civil, Raúl Rainone. Al respecto destacó que “la Municipalidad colaboró con las familias que particularmente enfrentaron anegamientos”, refiriéndose a ciertos sectores de los distritos Norte y Noroeste.

   “Después de más de 120 milímetros caídos, la ciudad está en buenas condiciones, con algunos lugares en los que ya teníamos mayor preocupación de anegamientos dentro del distrito Noroeste, que es lo estamos abarcando, en zonas puntuales”, amplió Fein.

   Personal municipal de Defensa Civil, Parques y Paseos, Areas de Servicios Urbanos y Central de Operaciones de Emergencias trabajó desde temprano con “cuadrillas de refuerzo”. Se instalaron bombas con grupos electrógenos para facilitar el desagote, limpieza de zanjas, bocas de tormenta y desagües.

   El agua generó inconvenientes en el tránsito, donde se produjeron varios choques y se dificultó la movilidad de particulares, en el transporte público y en taxis.

Por la intensidad del viento y el agua acumulada cayeron 35 árboles y ramas, que en un “80 ciento ya fueron retirados de la vía pública”, precisó Rainone.

   El funcionario admitió a La Capital que el temporal “fue de mediana magnitud. En la ciudad hemos vivido en los últimos años situaciones mucho más complicadas”.

   Luego Rainone agregó: “En esta oportunidad las advertencias previas que se emitieron desde comienzos de semana dieron resultado. La gente estuvo atenta, fue responsable en el manejo de la basura y las cuadrillas municipales hicieron trabajos de mantenimiento. Todo sirvió para evitar que el panorama fuera grave”.

Evacuados. Al caer la tarde el municipio confirmó que fueron evacuadas 76 personas (21 adultos y 55 niños) de distintas zonas de Rosario. La Secretaría de Promoción Social habilitó para albergarlos el refugio de calle Grandoli 3450, habitualmente utilizado para operativos de invierno.

   Todos fueron asistidos de manera integral con provisión de alimentos, abrigo y albergue hasta que las condiciones climáticas y la labor de cuadrillas municipales afectadas al operativo por el temporal permitan el regreso a sus viviendas.

   Los evacuados fueron asistidos de los siguientes barrios: La Lagunita (6 adultos, 8 niños); Las Flores Sur (3 adultos, 5 niños, dos bebés); Empalme (8 adultos, 25 niños); Polledo y Puente Negro (4 adultos, 15 niños).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS