Edición Impresa

Una dudosa muerte que desconcierta hasta a los mismos investigadores

Es el caso de la anciana que fue hallada muerta por estrangulación en Casilda. La policía confesó que existen muchas dudas sobre el episodio.

Domingo 20 de Enero de 2013

El caso de la dudosa muerte de la anciana casildense de 90 años es tan enigmático que hasta parece desconcertar a los investigadores. Mientras aún no se logró establecer si se trató de un suicidio o un homicidio, lo que rodea a la causa por estas horas es un absoluto hermetismo.

Fuentes policiales de la Unidad Regional IV de Policía del Departamento Caseros, con asiento en Casilda, admitieron ayer a La Capital que "hay muchas dudas sobre las circunstancias del episodio y seguramente se profundizarán las medidas para intentar determinar lo que realmente sucedió".

La frase revela la complejidad de un hecho por lo menos confuso y que, todo indica, llevará un tiempo esclarecer. Aunque los resultados de la autopsia alientan la posibilidad de un crimen no fue descartado de que Magdalena Sagona haya decido quitarse la vida. Es más, en el parte preventivo policial elevado a la Justicia se mantiene la carátula inicial de suicidio aunque podría ser modificada.

Liberados. El caso es investigado por el Juzgado de Instrucción Nº 12 de Rosario a cargo de Alejandra Rodenas, quien ordenó la libertad de los dos familiares directos de la víctima que estuvieron demorados e incomunicados. Se trata de la hija y el yerno de la anciana muerta, quienes prestaron declaración informativa en sede policial antes de ser liberados aunque no trascendieron mayores detalles.

Aunque no fue confirmado, trascendió que a principios de la semana entrante la magistrada ordenaría nuevas medidas para avanzar en la investigación del caso con la colaboración de la sección homicidios de la UR-II de Rosario.

Si bien para los forenses que realizaron la necropsia del cadáver hay indicios "de que el fallecimiento de la mujer podría ser producto del accionar de un tercero y no de la propia víctima, como se creía en un principio", aún no surgieron definiciones al respecto.

El caso. La víctima fue hallada por la hija en su domicilio de Fray Luis Beltrán 2385 el último jueves, a las 10, recostada sobre una cama y con un cable alrededor del cuello que cuando llegó la policía ya no lo tenía porque se lo había quitado con la intención, en vano, de reanimarla. La casa, contigua a la de su hija y su yerno, no presentaba signos de haber sido violentada y tampoco se constató la faltante de elementos, con lo cual el caso se tornó aún más extraño al tomar estado público que los resultados de la autopsia hacían pensar que se estaría en presencia de un homicidio.

El hecho sigue generando fuerte repercusión en Casilda ya que se produjo en el seno de una familia que goza de excelente reputación social. Aseguran que al conocerse la noticia de que el matrimonio estaba detenido en la Unidad Regiona IV fueron incesantes los llamados telefónicos para conocer la situación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS